RELACIONES CUBA-EEUU

TRUMP ANUNCIA PAQUETE DE MEDIDAS ANTICUBANAS En un discurso pronunciado este viernes en la ciudad de Miami, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció que mantendrá el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por Washington desde hace 55 años.

Ante un auditorio formado mayoritariamente por ...
RECHAZA CUBA MEDIDAS ANUNCIADAS POR DONALD TRUMP
El Gobierno de Cuba emitió una declaración mediante la cual rechaza las recientes medidas del Gobierno de los Estados Unidos el que recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962, que no solo provoca

sábado, 10 de septiembre de 2016

Bruno Rodríguez Parrilla ante la prensa: ningún sector en el país escapa de las afectaciones del bloqueo

Los daños acumulados en estas casi seis décadas alcanzan no menos que 753 mil millones de dólares, calculados al valor del oro, teniendo en cuenta su actual devaluación. A precios corrientes, la cifra equivale unos 125 mil millones

 “El bloqueo no ha funcionado y hay que levantarlo”. Esta es una idea que ha repetido en varias ocasiones el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Pero esta política que casi todo el planeta rechaza continúa pese a las declaraciones del propio presidente. Y cada año que pasa, las repercusiones aumentan.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla presentó ante la prensa proveniente de casi una veintena de países, el Informe de Cuba sobre la resolución 70/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulado Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba.



“Entre abril del 2015 y marzo de este año, los daños económicos directos provocados por el bloqueo económico a Cuba sobrepasaron los cuatro mil 680 millones de dólares a precios corrientes, calculado con una metodología reconocida incluso por prestigiosas instituciones norteamericanas“, explicó Rodríguez Parrilla.

Sobre los tres elementos principales que evidencian el deterioro provocado por el bloqueo a la economía cubana explicó que las afectaciones incluyen los ingresos que ha dejado de percibir el país por exportaciones de bienes y servicios, por la reubicación geográfica de nuestro comercios que provoca recorrer grandes distancias y desde el punto de vista monetario-financiero, la prohibición a Cuba de utilizar el dólar en las transacciones internacionales aumenta los costos.

De igual modo recalcó que no hay ningún sector en Cuba que escape a las consecuencias del bloqueo, “no existe elemento en nuestras vidas en el que no esté presente su impacto”.

Sobre las afectaciones históricas de esta medida a la Isla, detalló: “Los daños acumulados en estas casi seis décadas alcanzan no menos que 753 mil millones de dólares, calculados al valor del oro, teniendo en cuenta su actual devaluación. A precios corrientes, la cifra equivale unos 125 mil millones”.

No se trata de omitir los errores cometidos por Cuba, sino de reflejar la realidad del daño que esta medida significa para el pueblo cubano. “Nadie ignora ni pretende esconder nuestras limitaciones y errores, pero no debería subestimarse el alcance del bloqueo, que es el principal obstáculo para nuestro desarrollo”, dijo el canciller.

En tanto, sobre los avances en las relaciones Cuba-EEUU reconoció que el gobierno de Obama ha facilitado los viajes a Cuba bajo licencias y es cierto que han crecido. “Pero la prohibición a los ciudadanos estadounidenses de venir como turistas se mantiene. Sufren la discriminación de contar con el permiso del gobierno para poder visitar nuestro archipiélago, que es el único punto del planeta objeto de esa prohibición”.

Un hecho reciente que Bruno Rodríguez destacó y que contradice los avances realizados entre los gobiernos de ambos países es el proceso abierto por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) contra un ciudadano estadounidense “acusándolo de haber viajado a Cuba con cuatro o cinco personas más y amenaza con multarlo por 100 mil dólares”. Práctica que resulta paradójica en estos momentos.

“El presidente ha tomado decisiones significativas en el ámbito de las telecomunicaciones”, dijo Rodríguez Parrilla en referencia a los acuerdos recientes en ese sector. Aunque lamentó que este tema se utilice más con fines políticos que para el beneficio del pueblo cubano.

“Sus voceros dicen que lo hacen con fines políticos para cambiar a Cuba. Es una pena que se politicen estas medidas, que se utilicen con un fin subversivo en un ámbito que reclama el libre flujo de información, de las necesidades de informatización de los países”.

Añadió que Cuba tiene objetivos a cumplir para la informatización de la sociedad y que se necesita de tecnología para sostener esa infraestructura que se desea crear. El gobierno cubano acepta el desafío de acceder al intercambio con EEUU en ese sector, pese a sus intenciones manifiestas. De hecho, ya se han han establecido contratos de interconexión directa y de itinerancia (roaming) con cinco compañías de esa nación.

No obstante aclaró que todos los intercambios se harán sobre la base de “las prioridades nacionales de desarrollo y preservando nuestra soberanía tecnológica y sin olvidar nuestros intereses de seguridad nacional”.

“El otro ámbito que ha sido objeto de las medidas adoptadas ha sido el dirigido a financiar el sector no estatal de la economía cubana, los pequeños negocios privados”, declaró el ministro. Los voceros del presidente Obama han dicho que quieren empoderar este sector para cambiar a Cuba, pero esto “es asunto de los cubanos. También hemos aceptado ese desafío porque se corresponde con los intereses de nuestro pueblo“, agregó.

“Algunas de estas medidas no podrán funcionar, porque mientras se mantenga la prohibición del comercio no resultarán viables”, sentenció.

Más adelante reiteró que Cuba aun no ha podido realizar ninguna transacción en dólares americanos. “En víspera de la visita de Obama a La Habana, se anunció la autorización para que Cuba utilizara el dólar en sus transacciones internacionales, sin embargo puedo declarar que esto no se ha materializado y demuestra que el bloqueo persiste en el sector financiero también”, añadió.

También se refirió a las serias limitaciones que impone la prohibición de que los bancos cubanos abran cuentas corresponsales en Estados Unidos. “Debemos reconocer que resulta abrumador el efecto de los 14 mil millones de dólares aplicados como multa por parte de la administración Obama. La aplicación de la extraterritorialidad del bloqueo persiste en violación de la soberanía de los demás estados”. Rodríguez Parrilla destacó que resulta curioso como aún se mantiene vigente la Ley de Comercio con el enemigo, una política que solo se le aplica a Cuba en estos momentos y que data de 1957.

Al valorar, de manera general, el desarrollo de las relaciones entre Cuba y los Estados unidos insistió en que no habrá una verdadera normalización de hasta que no se elimine de manera unilateral la política de bloqueo contra la nación caribeña. “Siento que hay un apoyo en Estados Unidos al levantamiento del bloqueo, en todos los sectores, en todos los ámbitos. Por tanto, lo único democrático que habría que esperar es que el Congreso lo levante, que escuche a sus electores”.

Asimismo, el ministro develó que la votación número 25 sobre el bloque en Naciones Unidas será el próximo 26 de octubre y agradeció a los 191 países que apoyaron a Cuba el pasado año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)