SIN RODEO: TENDENCIAS

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Lo que no bloquea el bloqueo

Más de cinco décadas de férreo bloqueo económico y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra Cuba, ha servido para poner a pruebas la capacidad de resistencia del pueblo cubano.

Esta arbitraria y genocida medida de los vecinos  del norte contra la isla –como ha afirmado el General de Ejército Raúl Castro- tiene incidencias directas, no solo en las decisiones económicas de mayor  importancia para el país, sino también en las necesidades más imperiosas de cada  cubano.



Tal es la magnitud del bloqueo que en estos últimos años cerca de 30 empresas norteamericanas y extranjeras han sido sancionadas con elevadas cuantías por el solo hecho de mantener relaciones con Cuba y  basta  recordar el caso del banco francés Paribas, a quien Estados Unidos  multó, nada menos que con 8 970 millones de dólares por violar lo dispuesto por el bloqueo contra Cuba.

Todo ello implica que este cerco que mantiene el imperio contra la isla implica afectaciones a todas las esferas de la vida socioeconómica  de la nación. ¿Quién duda entonces que el bloqueo ha constituido el principal freno que ha tenido el desarrollo del país?

No obstante, se ha pretendido hacer creer que el bloqueo ha sido solo un pretexto para  justificar la supuesta incapacidad de  nuestro proyecto socialista. Pero, si hemos resistido durante más de 50 años a tan desmedidas presiones sin doblegarnos e incluso mostrar avances a numerosos sectores, cabría preguntar: ¿qué no seríamos capaces de  hacer si Estados Unidos decide  levantar este caprichoso engendro yanqui?

Ni las anteriores, ni la actual administración que encabeza Obama  nos han permitido llevar adelante nuestros planes socioeconómicos libres de bloqueo, pues las sucesivas presidencias persiguen desequilibrar,  obstaculizar y  someter a la isla a sus aspiraciones de doblegarnos.

La capacidad de resistencia se ha materializado con la búsqueda de alternativas a cuantas dificultades han aparecido en el camino: innovaciones, racionalizaciones, inventivas, creaciones y  otras muchas prácticas  que  han permitido mantener en alto los sectores vitales del país y  reducir a la mínima expresión las afectaciones al pueblo.

A pesar de todo, los cubanos han dado muestra de que esta feroz  política ha sido derrotada, gracias a las convicciones patrióticas y revolucionarias, y a la capacidad de resistencia de  todos los cubanos.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)