SIN RODEO: TENDENCIAS

domingo, 1 de diciembre de 2013

Cierran canal de televisión en Valencia

-La indignación y la tristeza estaban a flor de piel

 Los trabajadores de esa televisión pública resistieron hasta último momento la orden del gobierno autonómico, del conservador Partido Popular (PP)

La de Canal 9 fue una muerte en directo. Una muerte agónica durante una noche y una madrugada en las que los trabajadores de la televisión pública de la región española de Valencia resistieron la orden de cierre del gobierno autonómico.

Poco después del mediodía de hoy llegó el fundido final a negro.



“¡No tenéis vergüenza!”, gritaron algunos. “¡Esto es un golpe de Estado!”. Las lágrimas se veían en los ojos de muchos cuando entró en el control central de emisiones, escoltado por la policía, el equipo designado por el gobierno regional de Valencia para llevar a cabo el cierre definitivo.

Atrincherados en la sede central durante horas, solo una orden judicial pudo doblegar la resistencia de periodistas, técnicos y demás trabajadores a poner fin a una historia de 24 años.

Durante 12 horas combatieron los intentos de apagar la emisión y los periodistas los narraron en directo desde Burjassot, la localidad al norte de la ciudad de Valencia donde están las instalaciones. Allí se congregaron también numerosos ciudadanos para expresar su apoyo a los trabajadores de Canal 9.

El gobierno regional, presidido por Alberto Fabra, del conservador Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy, anunció a comienzo de este mes la decisión de echar el cierre a la radiotelevisión pública valenciana (RTVV) en medio de la crisis económica.

La Comunidad Valenciana es una de las más endeudadas de España y su radiotelevisión pública acumula un déficit de más de mil millones de euros (unos mil 360 millones de dólares), parte del cual se atribuye a una mala gestión de años.

Los trabajadores, además, denuncian que el servicio público de RTVV se convirtió en un instrumento de propaganda al servicio del gobierno regional del PP, así como las presiones políticas que sufrieron durante años.

“Recuerdo los millones de veces en los que no me dejaron poner declaraciones de la oposición o de cualquier ciudadano que criticara al PP o a la Generalitat (gobierno valenciano)”, escribía hace pocos días en Twitter una de sus periodistas.

El ente llevó a cabo hace poco un expediente de regulación de empleo para despedir a casi un millar de los cerca de mil 800 trabajadores. La Justicia lo anuló. Y fue entonces cuando el gobierno de Fabra decidió echar el cierre.

“Gobernar es tomar decisiones difíciles”, se defendió hoy. El jefe del Ejecutivo regional valenciano asegura que RTVV es financieramente insostenible tras la anulación del ERE.

“En España en los últimos años hemos asistido a la caída de muchas empresas y queremos que estas noticias desaparezcan, que ninguna empresa más tenga que cerrar. Creo que la decisión de la Generalitat ha tenido que ser muy dura”, dijo Rajoy desde Lituania.

Este miércoles, la mayoría absoluta de su partido impuso en el Parlamento regional valenciano una ley para liquidar RTVV.

El gobierno valenciano fijó a las tres de la madrugada de hoy la hora máxima a la que la emisión debía ya estar cortada. Estuvo toda la noche tratando de hacerlo, unos intentos que los periodistas de la televisión autonómica contaron en directo.

En un abarrotado plato de informativos, después del corte, los trabajadores de RTVV se fundieron en un abrazo y luego, a modo de homenaje, dieron un gran aplauso a la televisión pública clausurada.

La indignación y la tristeza estaban a flor de piel

La última imagen en la vida de Canal 9 fue la de un grupo de fotógrafos y cámaras inmortalizando agolpados el final de 24 años de vida frente a la sala de control. Eran las 12:19 horas. “¡Fabra dimisión!”, gritaron. “RTVV volverá”. La oposición prometió reabrirla si el PP pierde la mayoría absoluta en las elecciones de 2015.

(Fuente: La Jornada, de México)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)