SIN RODEO: TENDENCIAS

lunes, 16 de abril de 2012

A Obama le quedó grande la guayabera

Ya concluida la VI Cumbre de las Américas y de vuelta a la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos,  colgó su guayabera y seguramente juró no volvérsela  a poner, porque con ese traje, lució muy mal en Cartagena de Indias, Colombia, según coinciden muchos analistas.

El principal  pesar de Obama es que la cumbre concluyó sin que se lograran acuerdos para la firma de una declaración conjunta de los 31 países participantes.

Por un lado, las naciones miembros de la Alianza  Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) se abstuvieron de rubricar un documento que no contempla el derecho de Cuba a participar en las reuniones del mecanismo hemisférico, ni reconoce la soberanía argentina sobre las islas Malvinas.

  
Con la negativa de Estados Unidos y Canadá de aceptar la presencia de Cuba, se frustró desde el principio cualquier tentativa de acuerdos,  y el tema de la inclusión de la Isla Caribeña se situó al centro de la agenda del encuentro que, inesperadamente, cerró sus puertas a la prensa este sábado.
  
Evo Morales, presidente de Bolivia, rompió el silencio tras finalizar la primera plenaria de mandatarios para criticar la falta de transparencia en los debates y reveló que los dignatarios latinoamericanos y caribeños confrontaron a Estados Unidos debido a sus posiciones discriminatorias.
  
Si hablamos de integración de América no es posible que un solo país vete a Cuba (su derecho a asistir a estas cumbres). De qué inclusión podemos hablar si está excluida Cuba, dijo Morales.    
  
En similares términos se expresó el canciller venezolano, Nicolás Maduro, quien afirmó que esta injusticia es razón suficiente para no celebrar más este tipo de reuniones, inauguradas en 1994, en Miami, Florida, a instancias del entonces presidente norteamericano William Clinton.
  
Maduro, junto a sus homólogos de Argentina, Héctor Timerman, y Uruguay, Luis Almagro, anticiparon este viernes que no habría declaración al término de la Cumbre debido a la intransigencia demostrada por Estados Unidos y Canadá con respecto al tema de la inclusión de Cuba.
  
Las VI Cumbre de Las Américas se efectuó, además, con las ausencias notables de los dignatarios, de Ecuador, Rafael Correa, el nicaragüense Daniel Ortega, y Hugo Chávez, de Venezuela, este último por motivos de salud.
  
Al grupo se sumó el presidente de Haití, Michel Martelly, quien se recupera de una intervención quirúrgica en su hombro derecho.
  
Un mensaje dejó, sin embargo, este sexto encuentro continental de mandatarios: cualquier intento hemisférico de concertación carece de sentido si un país impone su agenda particular, desconociendo la voluntad del resto de sus miembros.    

En resumen, a Obama le salieron mal en estas  ocasión todos sus planes, según dicen sus más  allegados, por culpa de una guayabera que le quedó sumamente grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)