ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ... ... ... ...

jueves, 12 de abril de 2012

Multitud rodea embajada cubana en Caracas

Lo que informa Radio La Primerísima 
Una multitudinaria concentración popular rodeó este jueves la embajada de Cuba en esta capital, en desagravio por el asedio a esa sede diplomática perpetrado por la ultraderecha venezolana una década atrás.

El 12 de abril de 2002, varios centenares de opositores liderados por el entonces alcalde del municipio de Baruta y hoy candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, mantuvieron por unas 36 horas un violento asedio al inmueble donde radica la embajada, al que intentaron penetrar por la fuerza.

Esa acción se desarrolló tras el golpe de Estado contra el presidente constitucional, Hugo Chávez, realizado la víspera e aquel día, con el pretexto de que el vicepresidente ejecutivo del gobierno, Diosdado Cabello, se había refugiado en la sede diplomática.


La firme resistencia de los diplomáticos y funcionarios cubanos, en condiciones muy difíciles, pues les habían cortado los suministros de agua y energía eléctrica, impidió la entrada a ese territorio de Cuba en tierras venezolanas y frustró la intentona ultra derechista.

Una década después de aquellos hechos, Diosdado Cabello, actualmente presidente de la Asamblea Nacional y primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), sí estuvo en la embajada, donde fue recibido con todos los honores por el embajador, Rogelio Polanco.

Cabello presidió hoy el acto de desagravio y en homenaje al pueblo cubano, junto con el Canciller, Nicolás Maduro, la Procuradora General de la República, Cilia Flores; el gobernador del estado Vargas, Jorge García Carneiro, y los ministras de Salud, Eugenia Sader, y de la Juventud, María del Pilar Hernández.

"El 12 de abril quedará marcado en la historia como el día en que el fascismo mostró su verdadera cara", dijo el canciller Maduro, en un emotivo discurso pronunciado desde la tribuna instalada frente a la puerta de entrada de la sede diplomática cubana.

Maduro rememoró algunos hechos de ese día, que -dijo- dejaron claro la posición apátrida y violenta de la derecha venezolana, expresado en el intento de asalto a la embajada cubana y la violenta detención del entonces ministro Ramón Rodríguez Chacín en su residencia.

Ambos hechos, recordó el canciller venezolano, fueron liderados por Capriles, actual candidato presidencial de la ultraderecha.

Por su parte, el embajador Polanco, al saludar a los centenares de venezolanos reunidos en las afueras de la sede diplomática, expresó que la relación entre Cuba y Venezuela es indestructible.

"Hoy los recibimos a ustedes al igual como al apóstol de la independencia de Cuba, José Martí, vino a Venezuela a rendir a tributo al Libertador de América, Simón Bolívar", expresó.

"Pero el homenaje mayor es para el presidente Chávez, a quien intentaron asesinar en aquella jornada (abril de 2002), que algunos pretender olvidar", manifestó finalmente Polanco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)