SIN RODEO: TENDENCIAS

martes, 13 de junio de 2017

Recorre expedicionario del Granma lugares históricos de Ciego de Ávila


El expedicionario del Yate Granma, Gilberto García Alonso, recorrió lugares de interés de Ciego de Ávila, dialogó con campesinos, trabajadores, estudiantes y observó sitios históricos con motivo del nuevo aniversario del asalto al Cuartel Moncada el próximo 26 de julio.

La visita incluyó el Conjunto Escultórico Monumento Nacional, ubicado en la zona de Lázaro López, donde el 30 de noviembre de 1895 se constituyó oficialmente el ejército libertador bajo el mando de Máximo Gómez y Antonio Maceo.



García Alonso, de 87 años de edad, también estuvo en la Empresa Agroindustrial Ceballos, en la que apreció los avances de las pequeñas industriales y el combinado fabril, el mayor de la Agricultura en el país.

Igualmente,  visitó la cooperativa de crédito y servicios Reinaldo Maning, de Majagua,  a cuyos miembros felicitó por ser de los mejores de Cuba en la producción de tomate.

Más tarde conoció los campos de piña  del sur avileño y la pequeña industria montada allí para la elaboración de rodajas y un centro beneficiador de la reina de las frutas, especialmente para la exportación como fruta fresca a naciones europeas.

Conoció, asimismo,  instalaciones del polo turístico Jardines del Rey, y por último dialogó con estudiantes y profesores de la escuela  pedagógica Raúl Corrales, de la capital provincial, que dispone de 88 docentes, de los cuales más del 80 por ciento son másteres en ciencias.

La Asamblea Provincial del Poder Popular le confirió a García Alonso la Réplica del Machete de Simón Reyes, el máximo estímulo del Gobierno en este territorio.

Durante su visita  a la “Raúl Corrales”,  platicó con alumnos y maestros y respondió varias preguntas, entre ellas, la de Daniela Domínguez, de segundo año de la carrera, quien se interesó por la travesía del Granma.

Aquello fue una experiencia extraordinaria, aseguró García Alonso, pues bajo lluvia y con las luces apagadas, el yate comenzó a navegar por las aguas del río Tuxpan, burlando la vigilancia del faro y del puesto naval de la marina mexicana existente en la salida al mar abierto.

Expresó que empezaron  los vientos fuertes y el batir de las olas, los mareos y los bandazos de la embarcación, de poco más de 13 metros de eslora y 4.76 metros de manga, además del peso humano, las armas y los alimentos.

Habló del desembarco  por Las Coloradas, el combate de Alegría de Pío, la ayuda de los campesinos y el derroche de coraje de Celia Sánchez Manduley, quien organizó a  nuevos combatientes y los hizo llegar a la Sierra Maestra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)