ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ... ... ... ...

miércoles, 11 de mayo de 2016

Afirman en Rusia que caso de los Cinco sintetiza hostilidad contra Cuba

El caso de los luchadores antiterroristas cubanos refleja la hostilidad de Estados Unidos contra la Revolución con el propósito de destruirla, afirmó hoy René González, uno de los Cinco, que cumplieron más de 16 años de encierro.

Denunció asimismo González durante una rueda de prensa en Moscú que los individuos a quienes observaron y siguieron en Estados Unidos fueron integrantes de los grupos entrenados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en su guerra sucia contra Cuba.

Al respecto aclaró a periodistas rusos interesados en el caso que los Cinco -como se les conoce mundialmente por las campañas de solidaridad- monitoreaban a los terroristas preparados y entrenados por la CIA con el único objetivo de prevenir actos violentos contra su país fraguados en territorio estadounidense.


El antiterrorista cubano aludió a modo de ejemplo a los contrarrevolucionarios y mercenarios que participaron en la invasión por Bahía de Cochinos (Playa Girón) en abril de 1961, en suelo cubano, y tras regresar continuaron sus actividades subversivas y terroristas, puntualizó.

Dijo el también Héroe de la República de Cuba junto a Gerardo Hernández, Fernando González, Antonio Guerrero y Ramón Labañino que esos grupos fueron entrenados por la CIA en la base de Miami, Florida, la segunda más grande en el mundo. Es importante entender entonces el vínculo de Estados Unidos y las organizaciones terroristas que actuaban en su territorio, por ello "reaccionaron de esa manera con los Cinco ordenando su arresto", en 1998, aseveró González.

Al asociar esos antecedentes y la imposición de la sede del juicio en Miami, viciada por una feroz campaña mediática de desinformación, Hernández a su vez recordó que los fiscales y jueces del proceso imputaron los cargos más altos que existen en la legislación norteamericana con el máximo de empeño de inculparlos sin demostrar pruebas.

Por primera vez en la historia del sistema judicial de Estados Unidos, observó, una persona recibía dos cadenas perpetuas (su caso) por acusación de espionaje sin poderse demostrar que se habría manejado información secreta lesiva a la seguridad nacional de ese país.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)