SIN RODEO: TENDENCIAS

sábado, 20 de febrero de 2016

Mensaje de Barack Obama: “Nos vemos en La Habana”

“Nos vemos en La Habana”, saludó en español el presidente estadounidense, Barack Obama, al pueblo cubano.

Durante su mensaje semanal desde la Casa Blanca el mandatario, quien viajará por dos días a la Isla el próximo 21 de marzo invitado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, dijo que su visita será una oportunidad para seguir adelante con el acercamiento entre las dos naciones.

Adelantó que se reunirá en la capital cubana con el presidente Raúl para hablar sobre “cómo podemos facilitar el comercio y cómo podemos facilitar a los cubanos el acceso a Internet y la creación de sus propios negocios”.



Habló sobre comercio, internet y potenciar los negocios, pero evitó pronunciarse sobre el bloqueo económico, comercial y financiero de su gobierno contra Cuba, principal obstáculo para avanzar en esos temas.

Obama dijo que hablará en la mayor de las Antillas con franqueza acerca de las diferencias importantes con el gobierno, en temas como la democracia y los derechos humanos (DD.HH).

El asunto de los derechos humanos en la Isla es una cuestión en la que el ejecutivo norteamericano ha insistido, sobre lo cual Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos de la Cancillería, reiteró el jueves último que Cuba está abierta a conversar con el Gobierno de ese país sobre cualquier tema, incluyendo los DD.HH.

Con el Gobierno estadounidense tenemos diferentes concepciones y puntos de vistas sobre cuestiones tales como la democracia, los modelos políticos, las relaciones internacionales y los DD.HH. también, apuntó Vidal y recordó que delegaciones de ambas naciones han sostenido diálogos sobre DD.HH., siempre sobre bases de respeto, igualdad y reciprocidad.

Cuba también tiene opiniones sobre los derechos humanos en EE.UU. y experiencias positivas que compartir en ese campo, subrayó Vidal.

La diplomática caribeña dijo que conversar sobre DD.HH. y otros asuntos es parte de la decisión de la Mayor de las Antillas para construir una nueva relación con Estados Unidos.

En su mensaje radial Obama destacó que cuando él y su esposa Michelle visiten La Habana será la primera vez que lo haga un presidente de EE.UU. en funciones en casi 90 años.

Justificó su periplo basado en la decisión que tomó hace más de un año de comenzar un nuevo capítulo en la relación con el pueblo cubano.

Más estadounidenses están visitando Cuba que en cualquier momento en los últimos 50 años, forjando nuevos lazos y amistades que están acercando a nuestros países, apuntó.

Agregó que cuando se reanuden los vuelos directos y los transbordadores marítimos muchos más norteamericanos tendrán la oportunidad de viajar a Cuba, pero obvió la prohibición de su Gobierno a los ciudadanos de EE.UU. para hacer turismo en la Isla.

Reconoció el mandatario que todavía estamos en el comienzo de la nueva relación y que esa transformación tomará tiempo.

“Le hablaré directamente al pueblo cubano sobre los valores que compartimos”, afirmó, y admitió que la colaboración será sobre la base del futuro que los cubanos desean.

Obama podrá apreciar lo hecho por los caribeños, en decisión soberana, para transformar la economía en función del desarrollo de la sociedad y el bienestar de la población.

La visita del mandatario estadounidense, ha dicho el gobierno cubano, será una ocasión especial para ratificarle la voluntad de la mayor de las Antillas en la construcción de una nueva época en los vínculos, apegados a la Carta de las Naciones Unidas y los principios de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, el respeto a nuestras las diferencias, y a los lazos históricos, culturales y sociales entre los dos pueblos y naciones.

The New York Times destacó hoy que la decisión del Presidente de ir a la Isla “refleja su determinación de hacer tanto como sea posible antes de que termine su mandato, para forzar la apertura de las barricadas históricas e ideológicas que han separado a los Estados Unidos de su vecino en el contexto de la Guerra Fría”.

Añadió el rotativo que Obama pondrá a prueba “su convicción de que la participación agresiva, en lugar del aislamiento duro, es la mejor manera de empujar a un adversario para el cambio”.

El viaje de Barack Obama ocurre en momentos en que según encuesta de la empresa Gallup sobre Cuba, la mayoría de los ciudadanos estadounidenses –seis de cada 10– declaran tener una visión positiva de la nación caribeña.

Calvin Coolidge (1925-1929) fue el último presidente en ejercicio en viajar a Cuba en el marco de la VI Conferencia Panamericana el 15 de enero de 1928 que se celebró en La Habana, y en aquel entonces se reunió con el dictador Gerardo Machado, conocido en la historia cubana como el “asno con garras”, quien fue mandatario de la Isla entre 1925 y 1933.

La visita a Cuba del mandatario norteamericano se enmarca en el proceso hacia la normalización de relaciones entre ambos países, que comenzó el 17 de diciembre de 2014 con el anuncio de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro de restablecer vínculos después de más de cinco décadas de enfrentamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)