SIN RODEO: TENDENCIAS

miércoles, 10 de febrero de 2016

EEUU evalúa cambio de esquema en transmisiones ilegales a Cuba

- La propuesta es contratar una entidad privada que cumpla las funciones de la oficina que maneja Radio y TV Martí

Las funciones de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), que administra los servicios de Radio y Televisión Martí podrían quedar en manos de una entidad privada

Durante más de 30 años, Cuba ha denunciado la programación subversiva de estas emisoras, financiadas por el gobierno de Estados Unidos.

Aunque solo se habla de una propuesta, algunos expertos asumen que la medida va encaminada a reemplazar las funciones de la OCB y modificar la política de transmisiones ilegales a Cuba, mantenida por más de 30 años con fondos federales.

Medios de prensa del sur de Florida difundieron el anuncio de la Junta de Gobernadores de Transmisiones (BBG) que supervisa a varios servicios de información financiados por el gobierno federal, incluyendo la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB) y la Voz de América (VOA).



Según el comunicado de la BBG, el gobierno norteamericano está proponiendo “contratar una entidad privada en idioma español, que cumpla las funciones de la oficina que maneja Radio y TV Martí”.

La BBG no ofreció detalles precisos de la propuesta, pero se especula que podría tratarse del “primer paso concreto y contundente para modificar dramáticamente la operación de transmisiones a Cuba” establecida bajo la administración del presidente Ronald Reagan en la década de 1980, para intentar desestabilizar al gobierno de La Habana.

El director ejecutivo de BBG, John F. Lansing, respondió vía telefónica a medios de prensa, advirtiendo que “el cambio está encaminado principalmente a ahorros en los costos de operación e incrementar la flexibilización de la organización”.

Hace poco más de un año, la congresista demócrata por Minnesota, Betty McCollum, presentó un proyecto de ley para eliminar las estaciones de radio y televisión que enviaban informaciones a la isla caribeña.

“Paren de malgastar el dinero de los contribuyentes en trasmisiones a Cuba”, afirmó McCollum en enero de 2015.

Desde el 20 de mayo de 1985 se iniciaron las transmisiones ilegales de la emisora Radio Martí hacia Cuba, añadiéndose un servicio de televisión satelital bajo el nombre de TV Martí, el 27 de marzo de 1990.

Durante más de 30 años, Cuba ha denunciado la programación subversiva de estas emisoras, financiadas por el gobierno de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)