... ...

SIN RODEO: TENDENCIAS

martes, 27 de octubre de 2015

EE.UU. pretende justificar su derrota en la ONU

Ante una avalancha de discursos de representantes de organismos y gobiernos, que demandaron el fin del bloqueo económico, financiero y comercial hacia Cuba, Estados Unidos pretendió justificar hoy su oposición al proyecto de resolución presentado contra esa política, ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.

En una intervención bien distanciada del reclamo universal de eliminar el criminal cerco, y ajena a los principios del Derecho Internacional y a la realidad, el representante estadounidense recordó la aspiración de su gobierno en ese sentido, tras los acuerdos adoptados con La Habana en 2014 y el restablecimiento de relaciones diplomáticas el 20 de julio pasado.



Sus palabras apuntaron a resaltar el espíritu y compromiso del presidente Barack Obama de solicitar al congreso el levantamiento del “embargo”, sin recordar las prerrogativas que puede tomar el mandatario, pues simplemente ha recurrido a medidas, devenidas simple paliativo, dado que el bloqueo sigue en plena y completa aplicación, como advirtió minutos antes el canciller cubano Bruno Rodríguez.

El discurso del  diplomático norteamericano fue una especie de “crónica de una muerte anunciada”, ya que -tal cual ocurrió poco después- Washington  se opondría al proyecto de resolución  presentado por la nación caribeña y respaldado por 191 países, sin abstenciones, y solo con el apoyo de su estratégico aliado en Oriente Medio: Israel.

Incluso como queriendo  presentar el reclamo de Cuba de injustificable e ingrato, enumeró los esfuerzos de  cooperación (y de aspiraciones) con su país en el campo de la salud, de protección de medio ambiente y del cambio climático, contra el flagelo de la droga y del respeto a los derechos humanos.

Reconoció que  normalizar las relaciones requerirá años, dada su complejidad, pero lamentó que no obstante los pasos emprendidos por Obama a favor del pueblo cubano, la Isla presente esta vez una resolución idéntica a la de años anteriores, afirmó, en claro desconocimiento del justo reclamo de la mayor de las Antillas y del nuevo contexto internacional surgido tras el 17 de diciembre del 2014.

El propio ministro cubano de Relaciones Exteriores fue enfático al dirigirse al plenario \"mientras el bloqueo persista, seguiremos presentando el proyecto de resolución en esta Asamblea General\", y más aún,  conocedor de la verdadera naturaleza y pretensiones imperiales, Bruno Rodríguez puso el dedo en la llaga:

“Espero que el representante de los Estados Unidos no venga ahora a decirnos que el proyecto de resolución no refleja completamente el espíritu de diálogo ni la actitud bondadosa de su gobierno, ni asuma la manida pose de que Estados Unidos es el socio benefactor del pueblo cubano que únicamente pretende su empoderamiento; ni infle la cifra de 900 mil dólares de donaciones de la sociedad civil recibidas en 2015 que el bloqueo dificulta y nuestro pueblo aprecia; ni mencione como si fueran fondos gubernamentales, las remesas familiares que los cubanos aquí asentados ahorran con esfuerzo; ni cuente como intercambio comercial, las licencias otorgadas pero que no se materializan en exportaciones”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)