ESPECIAL DE HOY

SIN RODEO: TENDENCIAS

lunes, 21 de septiembre de 2015

Papa Francisco en la misa celebrada en Holguín

                                      
El papa Francisco ofreció una misa histórica en la Plaza La Revolución de Holguín en Cuba, donde pidió a los miles de feligreses presentes que sean amables con los más débiles, entre ellos, los ancianos y enfermos.

Antes de empezar la eucaristía, el papa se detuvo a saludar a la concentración de personas y recorrió parte de la emblemática plaza.


El presidente cubano Raúl Castro se encuentra en esta homilía, así como otras personalidades de América Latina que viajaron a la isla en el marco de la visita papal.

En su sermón, Francisco, por primera vez en Holguín, llamó a los cristianos a andar con pie de vocación. También los instó a ser humildes, amables y comprensivos, “esfuercense por mantener la unidad del espíritu con el vinculo de la paz”.

Su santidad también invitó a las personas a tener un momento de silencio para recordar con alegría aquellas circunstancias, aquel momento en que la mira de Dios se posó en nuestras vidas, “su amor nos precede, su mirada se adelanta a nuestra necesidad, el sabe ver mas allá de las apariencias, mas allá de todo eso él ve esa dignidad de hijo que todos tenemos, tal vez ensuciada por el pecado, pero siempre presente en el fondo de nuestras almas”.

Francisco elogió el esfuerzo que ha hecho la Iglesia católica en Cuba para llevar a todos la palabra de Cristo, especialmente las llamadas Casas de Misión.

El máximo líder de la Iglesia Católica estará durante la mañana en el oriente de la nación caribeña cumpliendo un cronograma, para luego seguir su gira hacia Estados Unidos.  

Francisco fue recibido en el Aeropuerto Internacional Frank País de Holguín por el primer vicepresidente cubano, Mieguel Díaz-Canel, luego se trasladó a la Plaza de Holguín donde dio la segunda misa de su gira papal en Cuba, específicamente en la Plaza de La Revolución Calixto García.

“A veces soñamos cosas que no van a suceder, pero pueden desear, buscar horizontes y abrirse”, insistió Francisco.    

Tras oficiar esta eucaristía, el Pontífice se retiró para reunirse en horas de la tarde con sacerdotes, religiosos y seminaristas en la Catedral de La Habana y los instó a estar unidos y a mantenerse en “pequeñas chacras” que rompen la multiformidad que tiene la Iglesia.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)