ESPECIAL DE HOY

........... ... ... ...
... ... ...

martes, 7 de julio de 2015

Al Che lo mataron con las manos atadas

-Revelaciones del descubridor de los restos del Guerrillero Heroico

El rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana (Cuba), Jorge González, descubridor de los restos mortales de Ernesto Guevara (Che Guevara) en Bolivia, ha explicado este martes en los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) en San Sebastián, que “lo más difícil” no fue identificarlos sino encontrarlos, debido a que tanto él como sus guerrilleros estaban enterrados en lugares “apartados” a “unos 300 kilómetros” de distancia entre ellos, en “una geografía muy difícil”.

González ha participado este martes en el curso ‘Aportaciones de la antropología forense en el marco de los derechos humanos y la acción humanitaria’ en el donostiarra palacio Miramar.



El experto ha relatado como fue el proceso que permitió hallar los restos del Che Guevara, desde 1989. El rector de la universidad de Ciencias Médicas de la Habana ha señalado que hasta marzo de 1996 estuvo trabajando en su búsqueda un equipo argentino de antropología forense y tras su retirada el asumió la dirección de la investigación con científicos cubanos hasta mayo de 2001.

Según ha indicado, se encontraron 31 de los 36 cuerpos de guerrilleros enterrados en Bolivia en un total de 23 lugares. Según ha relatado fue un proceso “prolongado y dilatado”, ya que los restos se encontraban enterrados a unos 300 kilómetros de distancia entre ellos en “una geografía muy distante, muy difícil” en lugares “muy apartados”.

Una vez encontrados los cuerpos, entre ellos el del Che Guevara en Vallegrande, se procedió a su identificación. González ha señalado que “lo más difícil fue encontrar los entierros, no las identificaciones”.

En este sentido, ha destacado que “la más sencilla” fue la identificación del Che Guevara, ya que tenían “mucha información” para ello, desde un molde de su dentadura, hasta una radiografía dental, lo cual no solía ser habitual en los años 60.

El experto ha relatado que los servicios de la CIA pidieron “una identificación científica” del cuerpo del Che, que ha explicado, no murió en combate como se dijo, sino que “lo mataron, con las manos atadas, en el suelo” y de “un disparo en el corazón que lo mató instantáneamente” el 9 de octubre de 1967.

González ha indicado que desde Argentina se trasladaron unos peritos con la ficha dactilar de cuando Guevara se hizo el pasaporte para hacer un cotejo de sus huellas. Al respecto, ha explicado que cuando el hermano del Che Guevara se personó en Bolivia para reclamar el cuerpo tras su muerte, el presidente del país entonces, René Barrientos, decidió “hacer desaparecer el cuerpo para evitar que se generara una especie de santuario”.

Fue entonces, cuando “se le cortaron las manos” en Vallegrande, para “evitar ese cotejo” dactilar, y las “metieron en una lata en formol” en lo que ha señalado fue “un error”, porque “deshidrata”, y durante un tiempo se depositaron en la bóveda del Banco central de Bolivia, hasta que Antonio Arguedas, ministro de Gobierno, las extrajo junto a una copia del diario del Che y las entregó a Cuba en 1970.

González ha indicado que de los 31 cuerpos de guerrilleros encontrados sólo había uno al que le habían cortado las manos y hubo que llevar a cabo “un proceso de rehidratación” de las manos para llevar a cabo la identificación, que finalmente se pudo realizar.

Fuente: CONTRAINJERENCIA.COM/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)