SIN RODEO: TENDENCIAS

domingo, 2 de noviembre de 2014

Sanciones por rencor político

Por Leonel Iparraguirre González
-Estados Unidos mantiene un estricto  vendaje, para ni ver,  ni escuchar

La principal culpabilidad por la que el gobierno de Estados Unidos  mantiene en prisión a tres de los cinco antiterroristas cubanos desde septiembre de 1998, cuando  fueron hechos prisioneros por la Policía Federal de Miami, es  el rencor  político, a  pesar de la gigantesca  ola de solidaridad  internacional que  apoya la causa de estos luchadores.

Estados Unidos mantiene un estricto  vendaje, para ni ver,  ni escuchar las  miles de voces que se alzan en el planeta exigiendo la inmediata excarcelación de los luchadores antiterroristas Gerardo Hernández Nordelo, Antonio Guerrero Rodríguez y  Ramón Labañino Salazar, quienes  se mantienen en prisiones de alta seguridad tras haber cumplido sus sentencias René González Shewererth  y Fernando González Llort.



Ninguno de estos cinco compatriotas pusieron en peligro la seguridad de ese país, por el contrario,  estuvieron infiltrados en los grupos violentos del Sur de la Florida  donde  se fraguan planes terroristas fundamentalmente  con el objetivo de desestabilizar la Revolución Cubana, y ellos contribuyeron  con sus acciones a evitar derramamiento de sangre y  hechos causantes de luto y  dolor.

Pese a que el gobierno de Estados Unidos aparenta llevar a cabo una  férrea batalla contra acciones de tipo terrorista, y  ha sufrido en carne propia el impacto de esta pléyade, como lo ocurrido  el 11 de septiembre con el desplome de las llamadas Torres Gemelas, no reconoce el papel de luchadores como Fernando, Gerardo, Antonio, Ramón y René,  calificados internacionalmente como verdaderos héroes antiterroristas.

Reconocidas  figuras del arte y la cultura, religiosos, intelectuales,  prestigiosos mandatarios, organismos internacionales y otras personalidades relevantes, además de  millones de personas honestas y dignas de  numerosos países,  han reiterado peticiones a la administración de la Casa Blanca en reclamo de la excarcelación de estos luchadores.

Pero nada de ello ha sido válido, por encima de todo se ha hecho prevalecer el rencor político,  por tratarse de un país como Cuba que ha hecho en las narices del prepotente imperio una Revolución Socialista con todos  y para el bien de todos, como lo soñó el Héroe Nacional José Martí.

Es contra Cuba, a quien Estados Unidos ha impuesto un férreo bloqueo por más de cinco décadas, contra la voluntad reiteradas de países miembros de las Naciones Unidas  que cada  año aprueban por abrumadora mayoría el informe presentado por  la isla antillana "Necesidad de eliminar  el bloqueo comercial, económico y financiero impuesto por EEUU contra  Cuba", y que en días pasados alcanzó una votación de 188 votos a favor, dos en contra y  tres abstenciones.

La firme convicción revolucionaria de estos luchadores antiterroristas los mantiene  sin vacilaciones en prisiones del imperio, conscientes de que cumplían una misión justa y humana y  de que la historia  se encargará de sancionar políticamente a  un gobierno, como el de Estados Unidos, que lleva en sus entrañas el egoismo de regir los destinos del mundo, a costa, incluso de la vida de los seres  que  habitan el planeta, razones por las que lucharon sin vacilaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)