SIN RODEO: TENDENCIAS

lunes, 22 de septiembre de 2014

Opina Fernando González en Bélgica sobre el caso Alan Gross

- Fernando expresó que el gobierno cubano anunció en varias ocasiones a los Estados Unidos que están abiertos a conversaciones sobre una posible liberación de Gross, relacionado con una solución al caso de los tres miembros restantes de los Cinco Cubanos. 
 
El programa de Fernando González comenzó a las 10 de la mañana con una reunión con personalidades del mundo sindical, político y cultural que apoyan la campaña por la libertad de los Cinco Cubanos en Bélgica.


Entre los presentes estaban la ex senadora del PS Sfia Bouarfa, el MP federal del PTB Raoul Hedebouw y el presidente del PTB Peter Mertens. Además la abogada Edith Flamand, quien asistió en representación de Progress Lawyers Network a varias audiencias del juicio, dirigentes sindicales como Erik Van Deursen, presidente del ABVV Flandes Occidental, el cineasta Jonas Geirnaert y los actores de televisión Joke Devynck y Dirk Tuypens.

Momentos más tarde, Fernando González dió inicio a la acción "E duve vo de vuve", o "una paloma para los Cinco" bajo gran interés de los medios de comunicación. Con unas cuantas bolas certeras tiró los barrotes de una prisión simbólica para liberar a los tres miembros restantes de los Cinco: Gerardo, Ramón y Antonio.

El punto culminante de su presencia fue la muy concurrida conferencia ‘La libertad de los Cinco Cubanos, clave para un posible deshielo en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba’ a la cual participaron, junto a Fernando González, la activista de los derechos iguales Angela Davis y el ex director de Le Monde Diplomatique, Maurice Lemoine.

"Es maravilloso conocer a personas que trabajaron durante muchos años para apoyar nuestra causa, es una experiencia única para mí", declaró. "Estoy libre ahora, pero esta felicidad no va ser completa hasta tanto los tres hermanos nuestros no regresen. Siempre va quedar un espacio que no está lleno, que falta, de felicidad, de alegría, y esto se completará cuando los tres compañeros estén de regreso en Cuba. La solidaridad internacional es fundamental para la libertad de los Cinco Cubanos. Para nosotros la solidaridad ha sido desde el inicio fundamental. El caso es un caso político desde sus inicios. La solidaridad va ser la que demuestre al final que los tres compañeros no merecen estar en la prisión y que a los tres hay que liberarlos."

Fernando informó sobre el estado actual del proceso, donde nueva evidencia demuestra que el gobierno de los EE.UU. pagó a varios periodistas para influir negativamente en el proceso. Habló de los factores implicados en un posible deshielo en las relaciones de Estados Unidos hacia Cuba. La comunidad cubana en Miami no es la misma que hace unos años. La gran mayoría quiere hoy relaciones normales con Cuba. Pero también de manera más amplia en la sociedad estadounidense, hay un creciente apoyo a una reversión de la política hacia Cuba. Políticos como Hillary Clinton y hasta John Negroponte, quien fue el primer director de Inteligencia Nacional nombrado en 2005, llaman públicamente a levantar el bloqueo económico y normalizar las relaciones. Desde América Latina crece la presión sobre los Estados Unidos de terminar el aislamiento político de Cuba. Sin embargo, la normalización de las relaciones no es posible sin una solución para el caso de los restantes tres de los Cinco Cubanos. Por lo tanto, el contexto político actual lleva Fernando a ser cautelosamente optimista. Accentuó, sin embargo, de seguir con más fuerza en la solidaridad internacional para poder acelerar una solución.

A una pregunta de la audiencia sobre si el caso Alan Gross podría desempeñar un papel en la obtención de la libertad de los tres restantes, Fernando respondió que el gobierno cubano anunció en varias ocasiones a los Estados Unidos que están abiertos a conversaciones sobre una posible liberación de Gross, relacionado con una solución al caso de los tres miembros restantes de los Cinco Cubanos. Gross fue arrestado en Cuba y condenado a 15 años después de que introdujo illegalmente en varias ocasiones medios de comunicación de alta technología en el país. La pelota está en el campo de los Estados Unidos, dice Fernando. Subrayó al mismo tiempo que personalmente como ex-prisionero simpatiza con la situación de Gros y su familia, pero que la culpa de la difícil situación en que se encuentra es en su totalidad de los EE.UU.. Expresó su esperanza de que una solución humanitaria se encuentre pronto para ambos casos.

Los calurosos aplausos que Fernando González recibió repetidamente seguro le motivarán a seguir la lucha por la libertad de Ramón, Antonio y Gerardo. Pero al mismo tiempo, quedó claro que su breve visita a Bélgica dará un impulso a los muchos simpatizante quienes a partir de la sentencia del juicio en 2001 empezaron una campaña mundial por la libertad de los Cinco Cubanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)