ESPECIAL DE HOY

SIN RODEO: TENDENCIAS

martes, 1 de abril de 2014

Técnicas de tortura de EEUU ineficientes para combatir el terrorismo

Las torturas aplicadas por parte de militares estadounidenses a sospechosos de terrorismo resultaron insustanciales para capturar y asesinar a Osama Bin Laden, aseveraron funcionarios y asesores del Senado al tanto de un informe secreto.

La pesquisa de la Cámara alta, compilada en unas seis mil 200 páginas de material aún secreto, explica que los intensos interrogatorios donde se aplicaron el submarino y otras técnicas de tortura no produjeron evidencias importantes que condujeran hasta el líder de la organización terrorista Al Qaeda.



Según las fuentes, que pidieron el anonimato, el reporte del Congreso confirma esas conclusiones luego de comparar ese tipo de tratamiento con la información suministrada por cada detenido.

Legisladores demócratas e incluso algunos republicanos coinciden en que el ahogamiento simulado, la privación de sueño mediante el uso de música alta, las amenazas con perros y otras, resultaron un tratamiento cruel, además de ineficaz, añadió la cadena televisiva ABC News.

Tales revelaciones podrían agudizar aún más las tensiones entre congresistas y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que insiste en que sus interrogatorios sí fueron productivos.

A inicios de mes trascendió que despachos de varios legisladores del Comité de Inteligencia del Senado fueron blanco de las actividades de vigilancia por parte de la CIA, lo cual incluyó el acceso no autorizado a las redes informáticas.

Las acciones de monitoreo estuvieron dirigidas al personal de apoyo de los senadores responsabilizados con una pesquisa sobre el programa ilegal de detenciones, interrogatorios y torturas de la CIA en ultramar durante el gobierno del expresidente George W. Bush (2001-2009).

La disputa comenzó hace más de un año, cuando el Comité de Inteligencia terminó un reporte acerca las actividades ilegales de la CIA, donde se detallaron varios ejemplos de cómo la agencia desinformó al órgano legislativo durante la pesquisa que duró casi un lustro y costó 40 millones de dólares.

Para el jueves está programa una votación en que se decidirá si el resumen del reporte podrá ser divulgado al público.

La CIA presiona para que el informe no sea ventilado, indicó la televisora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)