SIN RODEO: TENDENCIAS

martes, 25 de febrero de 2014

Raúl Castro asiste a reapertura del Teatro Martí

El General de Ejército, Raúl Castro, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, asistió este lunes a la reapertura del Teatro Martí, emblemático coliseo que vuelve a la vida después de 40 años cerrado.

La función inaugural de esta nueva etapa, en la estuvo presente además el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, entre otras personalidades; incluyó un repertorio de lujo, con la interpretación de piezas antológicas dentro de la tradición musical cubana.



Bajo el título de Volver al Martí, los espectadores escucharon de nuevo, en la legendaria sala del llamado “teatro de las cien puertas”, fragmentos de las zarzuelas Cecilia Valdés,  María la O, Amalia Batista, corearon al compás de la Damisela encantadora, de Ernesto Lecuona, y disfrutaron una estampa costumbrista interpretada por Mario Limonta y Aurora Basnuevo.

Jóvenes valores del canto lírico y la danza fueron los encargados de abrir esta temporada en el "Martí", cuyo histórico escenario recibiera a tantos nombres imprescindibles de la historia de las tablas en el país.

Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad de La Habana y artífice de este nuevo impulso a la recuperación de esta joya arquitectónica, calificó la apertura como un tributo pequeño y modesto a la obra de la nación cubana.
  
Recordó que este mismo día, hace 119 años, comenzaba la Guerra Necesaria, impulsada por el Apóstol José Martí, a quien se quiso recordar en el nombramiento de este coliseo, ligado muy estrechamente al destino político de Cuba.

Agradeció a todos los que de una forma u otra hicieron posible esta noche, que forma parte de una serie de esfuerzos de recuperación donde se incluyen el Capitolio y el Gran Teatro de La Habana, símbolos de la historia y la cultura nacionales.

Leal quiso dedicar muy especialmente esta función a Eduardo Robreño y Enrique Núñez Rodríguez, destacados intelectuales, cronistas y amantes del arte de las tablas, quienes –según rememoró emocionado - soñaron con este momento.

Inaugurado en 1884 y ubicado en el corazón de la vieja Habana, el Teatro Martí cerró sus puertas a finales de la década de 1960, para luego resurgir después de intensos años de una restauración que incluyó la modernización de su estructura interior sin afectar la decoración y el diseño originales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)