SIN RODEO: TENDENCIAS

sábado, 22 de febrero de 2014

Maduro convoca a Obama a un diálogo al más alto nivel


-Denuncia Maduro que hay presiones constantes contra deportistas y artistas venezolanos que viajan o viven el exterior

En un contexto de duras críticas a Estados Unidos, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó el guante a su homólogo Barack Obama y le propuso normalizar las relaciones a través del inicio de un diálogo al más alto nivel.

“Obama está frente a una disyuntiva: o sigue los pasos de Nixon y Bush o sigue la senda de Carter e inicia una nueva era en las relaciones con América Latina”, dijo el gobernante venezolano en una conferencia de prensa realizada en el Palacio de Miraflores.



“Quieren nuestro petróleo”, clamó Maduro antes de fustigar a las cadenas de televisión CNN en español, Telemundo, Univisión, Fox, NBC y ABC por haberse alineado con los líderes de la extrema derecha latinoamericana que encabezan, dijo, los presidentes de Chile, Panamá y Colombia, “que se han plegado completamente al Departamento de Estado” de Estados Unidos.

Antes de responder a las preguntas de cinco de los reporteros presentes en una sala del Palacio de Miraflores, Maduro lanzó un discurso de casi dos horas como preámbulo de la rueda de prensa en la que un solo periodista lanzó cinco preguntas encadenadas. El que menos, hizo dos preguntas en su turno.

Ante cada una de las cuestiones que se le plantearon, Maduro, bolígrafo en ristre para apuntar lo que se le cuestionaba, decía antes de responder: “buena pregunta”.

Presente en la sala, un colega de la cadena CNN Internacional le dijo que días atrás unos efectivos de la Policía Nacional Bolivariana robaron cámaras y otros materiales a un equipo de la televisora: “Lamento mucho que eso haya pasado y ofrezco disculpas. Lo vamos a investigar”, respondió el presidente venezolano.

Ya para entonces, la presentadora estrella de CNN en español, Patricia Janiot, había abandonado el país junto con su equipo por órdenes del gobierno. Hoy la conductora denunció haber sido objeto de “hostigamiento militar” en el aeropuerto de Maiquetía, cuando se disponía a abandonar el país. Janiot fue una de las informadoras predilectas del fallecido Hugo Chávez.

Sobre el rol de algunos medios informativos internacionales, centro de las diatribas del oficialismo, el gobernante acusó que “han creado la percepción de que en Venezuela hay una guerra civil, y eso lo repiten en todos los idiomas. A los dueños de esos medios habría que darles la medalla a la ética periodística”, remachó.

También señaló que hay presiones constantes contra deportistas y artistas venezolanos que viajan o viven el exterior para que hagan declaraciones contra el gobierno venezolano. Hay “una campaña para demonizar a Maduro, como hicieron en su tiempo contra Chávez”, dijo el gobernante, que reiteró seguidamente la existencia de un plan para derrocar a su gobierno: “Pueden decir que es una locura que vaya a haber una intervención militar en Venezuela, pero hacia allá van. Nos quieren debilitar para facilitar una intervención militar de la OTAN o directamente de Estados Unidos”.

Maduro reveló que el objetivo de los golpistas era provocar un baño de sangre en la manifestación estudiantil del pasado 12 de febrero: “Calcularon que decenas de jóvenes morirían en esos acontecimientos y nosotros lo evitamos”.

Denunció también la existencia de un plan para atacar estaciones de gasolina en diferentes estados del país y reveló que fue abortada una operación destinada a asesinar a dirigentes políticos del oficialismo y de la oposición: “Estamos frente a unos locos de extrema derecha”, remató el presidente venezolano.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)