SIN RODEO: TENDENCIAS

miércoles, 26 de febrero de 2014

Lula Da Silva efectúa visita a Ciego de Ávila


Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de la República Federativa de Brasil, junto a empresarios de ese país, visitó este miércoles áreas productivas de la Empresa Agropecuaria Cubasoy, en la provincia cubana de Ciego de Ávila, para conocer la marcha del cultivo de la soya y otros granos.

La presencia del carismático político y amigo de la Revolución, y sus acompañantes, deviene nueva etapa en las relaciones de colaboración entre ambos pueblos, en esta ocasión, para tratar de contribuir al incremento de los rendimientos de las plantaciones de soya.

Inicialmente, Jorge Lavado Hernández, director de Cubasoy, ofreció a los visitantes, entre estos, el general de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra Frías, Héroe de la República de Cuba y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR); y el titular de la Agricultura Gustavo Rodríguez Royero, una amplia información sobre la situación actual de ese rubro.

En ameno diálogo, Lula intercambió criterios e informaciones relacionados con aspectos técnicos, tecnológicos y agronómicos de ese cultivo en el territorio; y las causas que han incidido en los bajos rendimientos, entre estas, la lluvia, la acidez de los suelos y la calidad de la semilla.

El exmandatario brasileño abordó la necesidad de realizar intercambios de especialistas y técnicos, mediante visitas de personal cubano en Brasil y viceversa, así como también de aprovechar la experiencia de los cientificos de la Empresa Brasileña de Investigaciones (EMBRAPA).

Más adelante, el senador Blairo Maggi, uno de los mayores productores y exportadores de soya en ese país, dijo que su empresa está en disposición de colaborar con la parte cubana, tanto en la transmisión de la experiencia acumulada como en la preparación de personal. Incluso, entrevió la posibilidad de que jóvenes cubanos cursen estudios en universidades de ese país.

Durante su estancia en tierras avileñas, la comitiva visitó la planta de beneficio y clasificación de semillas, de tecnología brasileña, con una capacidad de 20 toneladas en 24 horas de labor, y un área plantada de soya en la finca Caballé, con riego de agua mediante máquinas de pivote central, donde aún los rendimientos por hectárea no son los esperados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)