SIN RODEO: TENDENCIAS

sábado, 21 de diciembre de 2013

Raúl Castro: sin prisas pero sin pausas, se continuará avanzando

-La credibilidad internacional de la economía cubana prosiguió su ascenso paulatino

Ni las presentes ni las futuras generaciones de cubanos permitirán jamás que se pierda la obra de la Revolución, aseguró este sábado el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al clausurar el Segundo Periodo Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura del Parlamento.

Su discurso fue un resumen valorativo de las últimas e intensas jornadas de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Ministros, en las cuales se analizó el desempeño económico del país y las proyecciones estratégicas para 2014.



Al valorar la marcha del proceso de actualización del modelo económico cubano, aseveró que todo cuanto se ha hecho está dirigido a construir un socialismo próspero, sostenible, menos igualitario y más justo.

Expresó que no habrá espacio para someter al pueblo a terapias de choque que sumirían al país en un clima de inestabilidad y división, que puedan servir de pretexto para aventuras intervencionistas.

Ratificó que sin prisas pero sin pausas, se continuará avanzando, al recordar que la historia da cuentas de los nefastos resultados que ocasiona violentar el ritmo de los cambios y saltar etapas, lo cual conduce al retroceso y la derrota.

"No nos ilusionemos, el camino escogido no estará libre de obstáculos y riesgos, pero el éxito dependerá de la inteligencia, paciencia y firmeza con las que actuemos’’, subrayó.
Sobre el desempeño del país apreció que aun cuando continuó el avance, no se alcanzó lo previsto debido a la contracción de los ingresos por exportaciones, incumplimientos en el sector turístico y en algunas producciones nacionales y deficiencias en las inversiones, entre otras causas.

Valoró que en medio de complejas circunstancias, se logró sostener en niveles similares los servicios sociales, como la salud y la educación, los cuales se brindan gratuitamente a la población.

Asimismo destacó que la credibilidad internacional de la economía cubana prosiguió su ascenso paulatino y seguro, a partir de honrar estrictamente las obligaciones financieras asumidas, al tiempo que se mantiene una tendencia favorable en el saneamiento de las finanzas internas.

Reafirmó que lo planificado para el 2014 garantiza los recursos requeridos en interés de las exportaciones de servicios y mercancías, en una visión que deja atrás estrategias de corto plazo y permite proyectar sobre bases sólidas y confiables el desarrollo hasta 2030.

El Presidente cubano consideró un paso trascendental la puesta en vigor del cronograma para la unificación monetaria y cambiaria en el país, sobre lo cual significó que esta política no afectará a quienes lícitamente obtienen ingresos tanto en divisas como en pesos, ni el efectivo en manos de la población, o los depósitos en el sistema bancario.

Reiteró que ese paso no es la solución mágica para los problemas, pero sí contribuirá de manera decisiva al funcionamiento de la economía.

Mencionó algunas de las medidas más importantes que entraron en vigor en los últimos meses, entre estas, las que regularán la Zona Especial de Desarrollo Mariel, llamada a convertirse en importante polo para la atracción de inversión extranjera, y en polígono de experimentación de modernas tecnologías y métodos de gestión empresarial.

Una vez más llamó al orden, la disciplina y exigencia en cada paso que se dé, y a adoptar las medidas necesarias para garantizar la adecuada implementación de los cambios que necesita el país.

Sobre política exterior, Raúl ratificó la disposición de Cuba para sostener un diálogo respetuoso con Estados Unidos, en condiciones de igualdad y sin comprometer la independencia, soberanía y autodeterminación de la Isla.

“Si realmente deseamos avanzar en las relaciones bilaterales tendremos que respetar mutuamente nuestras diferencias y acostumbrarnos a convivir pacíficamente con ellas’’, recalcó.

Saludó, además, el decisivo resultado de las fuerzas revolucionarias en Venezuela, bajo la dirección del presidente Nicolás Maduro, en las elecciones municipales del ocho de diciembre, una respuesta contundente a los intentos desestabilizadores de sus enemigos.

Raúl remarcó el creciente prestigio de la Revolución en la arena internacional, expresado en la nueva victoria alcanzada en la ONU, donde 188 naciones votaron a favor de levantar el bloqueo del gobierno norteamericano, así como también en la elección de Cuba como miembro del Consejo de Derechos Humanos.

Concluyó sus palabras, con la felicitación al pueblo cubano por el año nuevo y el aniversario 55 del triunfo de la Revolución, por celebrarse el primero de enero en Santiago de Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)