ESPECIAL DE HOY

SIN RODEO: TENDENCIAS

domingo, 8 de septiembre de 2013

Vuelve el Carnaval Acuático a Morón (FOTOS)

Embarcación-carroza con tema dedicado a Los Cinco
.Embarcación decorada con Cintas Amarillas obtuvo Premio de la Popularidad

Con la fuerza que merece el rescate de una tradición, desaparecida a raíz  de las penumbras del Período Especial, el pueblo volvió a sentirse complacido con la celebración de una fiesta que tuvo su origen en el país en las aguas de la Laguna de la Leche en el año 1955, restablecidas luego en 1983 con enfoques más abarcadores y populares.
Primer Lugar del Carnaval Acuático Morón 2013

Tal parecía que la tradición había desaparecido para siempre, pues no pocos  argumentos se esgrimían entre los que estaban, la construcción de un dique en el canal de Chicola que impedía el acceso de las embarcaciones a las aguas de la Laguna de la Leche, limitaciones  económicas y de recursos y no pocos llegamos a pensar en la suerte que corre  el canal hasta el embarcadero, copado de malanguetas y embrujos por la falta de una necesaria  mirada que lo libere  de tantos obstáculos.
Dios Neptuno abrió el desfile
Pero los moronenses no dejaron de pensar en el restablecimiento de su fiesta más acogedora y en no pocos escenarios se alzaban voces llamando a una nueva  edición del  Carnaval Acuático, hasta que el fin hubo oídos receptivos.

Durante varios años desapareció de la voz pública  el vocablo “carnaval” sustituido por “festejos populares” con la consiguiente acotación de que “no estaban creadas las condiciones” para ofrecer carnavales con carrozas, comparsas, fuegos artificiales y  el acuático incluido.

Más, este  año la sorpresa fue en grande cuando se  supo que se contaría  con la revitalización de la fiesta acuática, la que conlleva  a grandes preparativos,  movimientos de recursos, y  el apoyo incuestionable de  un grupo de  empresas, organismos y entidades.
Carroza acuática Infantil

Se  materializaba este domingo la edición número 27  de esta  peculiar actividad festiva  que  a decir verdad, constituyó el premio que esperaban miles y  miles  de coterráneos,  y que sin disponer de conteos oficiales, superó cualquier expectativa con toda certeza.

De  los escollos para llegar al corazón de la festividad pudieran referirse directivos del gobierno en el territorio, que hasta el último instante sorteaban esfuerzos y voluntades en la búsqueda de recursos no disponibles pero que a decir de una funcionaria, el que persevera, triunfa.

Y así al filo de las dos de la tarde de este domingo, se escuchaba el campanazo de arrancada y  el Dios Neptuno abría las puertas de lo que sería un esperado  carnaval sobre el agua. Cuatro engalanadas embarcaciones ponían en movimiento las silentes  aguas de la Laguna de la Leche.

La creatividad se imponía con los temas simbolizados en estas embarcaciones recién  llegadas de complejas faenas de pesca. Un niño es algo más, con la Compañía de Teatro Infantil Juglaritos de Ensueños, de la Casa de la Cultura Haydé Santamaría abría el desfile.

Le  seguía una embarcación-carroza que con el título de Cubanía, representada por el Hotel Sol Club Cayo Coco, decorada con cintas y lazos amarillos, constituía un evidente reclamo de libertad  para  cinco cubanos que llevan 15  años en cautiverio en cárceles norteamericanas, verdadero derroche de belleza e  identidad que mereció el Premio de la Popularidad.

Con el nombre de Añoranza Acuática, jóvenes combatientes del Ministerio del Interior  se ganaron el aplauso de la concurrencia, mientras Mujer Latina, del Hotel Tryp Cayo Coco merecía el Primer Lugar  de la competencia..

Conjugado con el desfile de  las embarcaciones engalanadas, estuvieron además la exquisita  Paella Valenciana, los platos típicos de la cocina cubana,  el ritmo de Anacaona y la combinación de  bebidas, para   dar sabor  y  ritmo a una tradición de la ciudad.
Miles de personas acudieron a presenciar el Carnaval Acuático
La tradición se ha rescatado, ahora solo falta analizar los detalles, algunos tan sensibles a la población como no haber permitido la circulación de bicicletas en un trayecto tan considerable de casi tres kilómetros, valorar el cobro de cinco pesos por persona a  la entrada de un área  abierta y  tener  en cuenta para la próxima ocasión, la ubicación de  puntos de venta en la carretera que une  al Embarcadero y la Laguna.

No obstante, el solo hecho de dar vida al Acuático bien vale el aplauso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)