SIN RODEO: TENDENCIAS

domingo, 16 de junio de 2013

El Día de los Padres en Cuba

.Dulce María Borrero fue pionera en conmemorar esta fecha en la islaColaboración de Lydia Esther Ochoa

La primera vez que se celebró en Cuba el Día de los Padres fue en el año 1938. Por la sensibilidad con que debía estar enmarcado, tenía que ser una poetisa quien diera vida al homenaje a nuestros progenitores, que desde entonces tendría lugar el tercer domingo de junio, y precisamente esa primera vez resultó el día 19 del sexto mes del año.

La poetisa Dulce María Borrero de Luján fue la pionera de la conmemoración, teniendo en cuenta que ya las madres tenían su día el segundo domingo de mayo, mes de las flores, resultó una idea excelente escoger al tercer domingo de junio, mes de inicio del verano, para congratular a los padres.

La iniciativa fue de la norteamericana Sonora Dood en 1909, pero la idea de dedicar un día del año a los padres fue recibida en Cuba con entusiasmo y se escogió al tercer domingo de junio, al igual que en otros países de la América Latina y el Caribe, Estados Unidos, Canadá, y en naciones de Europa como Francia; Asia, incluyendo a la República Popular China, y África, a Etiopía.

Independientemente del significado sentimental, y al igual que ocurrió con el Día de las Madres, los comerciantes acogieron también con beneplácito la celebración que podría reportarles, y de hecho así fue, buenos dividendos, y cada año mejoraban la gestión de venta para obtener más ganancias con la venta de regalos para los padres.

Al margen de ese tono comercial, el Día de los Padres no ha perdido en Cuba la génesis de su concepción y las muestras de cariño y admiración hacia nuestros progenitores se suceden en todo el país cada tercer domingo de junio, un día sagrado dedicado a enaltecer a los hombres que escuchan de los hijos el tierno apelativo de papá o papi, y se sienten emocionados que han cumplido bien la obra de la vida junto a su compañera.

Hija y hermana de poetas, Esteban y Juana; Dulce María Borrero nació en 1883 y falleció en 1945. Solo publicó un libro de poesía “Horas de mi vida”, que le valió el primer premio y medalla de oro de la Academia Nacional de Artes y Letras, institución de la que llegó a ser uno de sus miembros.

Fue una sobresaliente luchadora de los derechos de las cubanas y en los artículos “La fiesta intelectual de la mujer, su actual significado, su misión ulterior” y “La mujer como factor de paz” defendió el excelente criterio de que sus contemporáneas tuvieran acceso a la educación y la cultura.

Iniciadora de la celebración en Cuba del Día de los Padres el tercer domingo de junio, la poetisa Dulce María Borrero de Lujan fue también una gran pedagoga, bibliógrafa, publicista, conferencista, dibujante y pintora de flores y naturalezas muertas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)