SIN RODEO: TENDENCIAS

miércoles, 13 de febrero de 2013

Benedicto XVI dirá adiós a sus fieles el 27 de febrero

.El anuncio del Papa ha despertado interrogantes sobre el procedimiento a seguir luego de oficializada la renuncia

El papa Benedicto XVI realizará su última audiencia general el 27 de febrero en la plaza San Pedro, un día antes de presentar su renuncia formal al pontificado, informó hoy el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

En conferencia de prensa ofrecida este martes, Lombardi ratificó que el Sumo Pontífice respetará todos los compromisos fijados hasta el 28 de febrero, los cuales incluyen el recibimiento al presidente de Guatemala, Otto Pérez, el próximo sábado.


La próxima renuncia del Obispo de Roma hizo necesario trasladar a la basílica de San Pedro la misa del miércoles de Cenizas, fijada para mañana, que tradicionalmente se realiza en la basílica de Santa Sabina, en el barrio Aventino.

De acuerdo con el portavoz, un gran número de cardenales y también de fieles desea participar en esa actividad, para la cual Santa Sabina no tiene el espacio suficiente.

Con ese mismo propósito la audiencia general del 27 de febrero no será a cubierto en el Aula Pablo VI, con capacidad limitada para seis mil personas, sino en la plaza de San Pedro, donde se espera la congregación de una gran multitud para despedir a Benedicto XVI, cuyo papado comenzó el 19 de abril de 2005.

Lombardi llamó a los fieles de la Iglesia católica a acudir a los actos religiosos que se realizarán hasta el próximo 28 de febrero para demostrar su afecto a todo el mundo.

Reiteró que la decisión de renunciar no fue improvisada y manifestó que el papa la vive con gran reflexión y con serenidad ante Dios.

Por su parte, el cardenal decano Ángelo Sodano aseguró que a la ceremonia de despedida del Sumo Pontífice asistirán las máximas autoridades de muchos países, además de personas de todas partes del mundo.

La víspera Benedicto XVI anunció que le era imposible soportar en lo adelante la carga física relacionada con las funciones para dirigir el ministerio pontificiario, con lo que se convirtió en el cuarto papa en renunciar en la historia y el primero en hacerlo en 600 años.

El anuncio, que sorprendió a creyentes y no creyentes de todo el mundo, ha despertado interrogantes sobre el procedimiento a seguir luego de oficializada la renuncia.

Al respecto, Lombardi expresó que aún se desconoce cómo será llamado Joseph Ratzinger después del 28 de febrero, cómo vestirá, o qué sucederá con aquellas pertenencias relacionadas con el ejercicio del ministerio que no pueden ser usadas a partir del 1 de marzo, cuando deje de ser Obispo de Roma.

La selección del nuevo líder espiritual de la Iglesia católica deberá realizarse a mediados de marzo y en correspondencia con cambios introducidos por el propio Benedicto XVI, 117 prelados deberán elegir por dos tercios de votos al nuevo Papa.

Entre los candidatos favoritos para convertirse en Sumo Pontífice están los brasileños Odilio Scherer y Joao Braz de Aviz; y los argentinos Jorge Mario Bergoglio y Leonardo Sandri.

Asimismo, sobresalen nombres como los del canadiense Marc Ouellet, el estadounidense Timothy Dolan, el ghanés Peter Turkson y el italiano Gianfranco Ravasi, entre otros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)