ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ... ... ... ...

lunes, 14 de enero de 2013

Afirman que EE.UU. nunca debió condenar a los Cinco

Lejos de ser condenados, cinco antiterroristas cubanos debieron recibir el reconocimiento del gobierno de Estados Unidos por combatir ese flagelo, afirmó este domingo Magali Llort, madre de Fernando González.

Llort, quien cumple este miércoles 73 años, expresó a Prensa Latina su deseo de que el presidente estadounidense Barack Obama "reelecto en noviembre y Premio Nobel de la Paz, escuche el reclamo de una madre".

Aseguró que el mandatario puede firmar la orden que devuelva a su hijo y a sus compañeros Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y René González "a su casa, lo que sería finalmente un acto de justicia".



Los Cinco, como se les conoce internacionalmente, fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 por el FBI en la ciudad de Miami, mientras monitoreaban los planes terroristas de grupos violentos de origen cubano radicados allí.

Nunca les fue encontrada una prueba que comprometiera la seguridad nacional de aquel país; sin embargo, los condenaron en diciembre de 2001 "por delitos que no cometieron y que solo reflejan el odio del sector más reaccionario del exilio cubano-americano en la Florida", reiteró Magali Llort.

Dijo también que le resulta inconcebible que todavía no le hayan permitido a René González (fuera de la cárcel desde octubre de 2011) reunirse definitivamente con su familia en Cuba después de cumplir su sentencia.

"El que lo obliguen a saldar una sentencia de libertad supervisada por tres años en Estados Unidos y que tampoco su esposa Olga (Salanueva) reciba visa para estar junto a el es parte de todo este proceso sucio que hemos sufrido y que ha tenido un gran sesgo político", acotó.

Llort recordó pasajes de la vida de su hijo y mostró las fotos de la visita realizada en noviembre en la cárcel de Safford, Arizona, adonde fue trasladado en 2012.

"En esa ocasión fuimos mis otras dos hijas y yo. Lo vi un poco más delgado, pero con muy buen ánimo. Concluye su sentencia en prisión en febrero de 2014, pero ello no significa un regreso inmediato".

Explicó que por ser "ciudadano cubano debe pasar a un centro de detención para casos migratorios".

Al responder sobre qué le impresiona más en esta batalla por la liberación de los Cinco apuntó: "el cariño de la gente, los sentimientos que despiertan. Se les conoce solo por su nombre".

Añadió que le "impresiona que después de 14 años de esta pesadilla el gobierno de Estados Unidos mantenga a los cinco alejados de sus familias sin admitir que son hombres de bien" y pese a que desde 2005 un panel de la ONU concluyó que la detención de ellos es arbitraria e ilegal.

Llort agradeció que la causa de su hijo sea abrazada por millones de personas en el mundo.

Fernando González, graduado en 1987 con honores en el Instituto de Relaciones Internacionales de Cuba, fue resentenciado en 2009 a 17 años y nueve meses de cárcel junto a Ramón Labañino, 30 años; y Antonio Guerrero, 21 años y 10 meses.

"Aunque en 2009 no se hizo justicia a Gerardo no le dieron ni el derecho a la resentencia, sigue cargando la condena más grave (doble cadena perpetua más 15 años) y a Adriana Pérez, su esposa, el gobierno estadounidense le niega hasta que vaya a visitarlo", insistió Magali Llort.

Y ratificó que "Fernan tiene un compromiso con la vida, con el amor, con su pueblo. Tiene una vocación indeclinable por la paz y la justicia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)