SIN RODEO: TENDENCIAS

jueves, 15 de noviembre de 2012

Demanda Cuba reformas urgentes del Consejo de Seguridad

.La verdadera reforma de la ONU solo tendrá lugar cuando se democratice ese órgano    
 

Cuba requirió este jueves una urgente y profunda reforma del Consejo de Seguridad que elimine la falta de transparencia, democracia y eficiencia de ese órgano principal de la ONU encargado de la paz y la seguridad internacionales.
Al mismo tiempo, reclamó una ampliación inmediata de ese cuerpo, tanto en la categoría de miembros permanentes como no permanentes, y la erradicación del privilegio del veto, por anacrónico y antidemocrático.

Esas demandas fueron expuestas por el representante permanente de Cuba ante la ONU, Pedro Núñez Mosquera, en una sesión de la Asamblea General sobre la integración del Consejo de Seguridad y el aumento del número de sus miembros.



La verdadera reforma de la ONU solo tendrá lugar cuando se democratice ese órgano, tenga una estructura verdaderamente transparente y enfrente de forma justa los desafíos globales, apuntó el embajador cubano.

Al insistir en la urgencia de esos cambios, advirtió que "ignorar este reclamo resulta no solo lesivo, sino que constituye un insulto a los Estados miembros de la organización".

Núñez Mosquera reiteró la propuesta de su país a favor de una ampliación inmediata del Consejo de Seguridad, tanto en la categoría de miembros permanentes como no permanentes y desechó la alternativa de incrementar sólo la segunda de ellas.

Al respecto, calificó de injusto el hecho de que en la actualidad no haya un solo escaño permanente para África, a pesar de que la agenda del órgano está plagada de temas relacionados con ese continente.

También lamentó la ausencia de una representación de América Latina en esa categoría de miembros del Consejo.

"Nada justifica esta falta de participación permanente de los países en desarrollo en un órgano de gran importancia en la organización", puntualizó.

En la misma línea, Núñez Mosquera subrayó que "los nuevos miembros permanentes deben tener los mismos derechos y obligaciones que los actuales", incluido el del veto.

No obstante, insistió en el rechazo de Cuba a esa prerrogativa y abogó por su eliminación cuanto antes por resultar anacrónica y antidemocrática.

Sobre la ampliación de la cantidad de integrantes de esa instancia mencionó la cifra de "no menos de 26".

También reclamó modificar los métodos, procedimientos y prácticas del Consejo de Seguridad, con una agenda que incluya los verdaderos desafíos internacionales y que no invada los asuntos que son competencia de otros órganos de la ONU. "Se necesitan acciones urgentes. No podemos dilatar más este debate. La reforma del Consejo de Seguridad requiere de negociaciones reales urgentes", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)