SIN RODEO: TENDENCIAS

martes, 24 de enero de 2017

Cuba y Estados Unidos, pasos para normalizar sus relaciones

Cuba y Estados Unidos adoptaron hasta hoy 22 instrumentos desde el 17 de diciembre de 2014 cuando comenzó el proceso para normalizar sus relaciones.

Ese día, los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, quien ocupó la Casa Blanca hasta el pasado 20 de enero, anunciaron la decisión de alcanzar tal objetivo e iniciaron un cambio, para muchos aún insuficiente, de la política de Washington hacia La Habana.

Entre los instrumentos mencionados aparecen acuerdos, memorandos de entendimiento, arreglos y tratados sobre sanidad vegetal y animal, migración, seguridad para la navegación marítima, rescate y salvamento de personas, combate al narcotráfico y vuelos regulares.



Las iniciativas se refieren también al correo postal directo, la agricultura, la salud, la meteorología, la sismología, las áreas terrestres y marítimas protegidas, y el hermanamiento de los parques nacionales de la Ciénaga de Zapata y Everglades.

Asimismo, ambos gobiernos firmaron un tratado sobre la delimitación de la Plataforma Continental en el Polígono Oriental del Golfo de México más allá de las 200 millas náuticas.

Según fuentes oficiales, el último instrumento fue rubricado el 19 de enero, un día antes del comienzo de la administración del republicano Donald Trump.

Durante el período referido, las dos naciones celebraron más de 50 encuentros técnicos y acciones de cooperación sobre ciberseguridad y la lucha contra el tráfico de drogas y personas, el terrorismo y el fraude migratorio.

Además de otros temas, abordaron la seguridad marítima y de la aviación, la protección medioambiental, la asistencia judicial en materia penal, y el combate al lavado de activos.

Por otra parte, se desarrollaron más de 20 reuniones sobre diferentes temas relacionados con la aplicación y el cumplimiento de la ley, la economía, las telecomunicaciones, los derechos humanos, las compensaciones mutuas, y el desarme y no proliferación de armas.

Casi una semana antes de concluir su mandato, Obama derogó la política de pies secos pies mojados y del programa de parole para médicos cubanos, que representaban vías de inmigración insegura a territorio norteamericano.

Estados Unidos excluyó a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, y ambos países restablecieron relaciones diplomáticas y reabrieron las embajadas en sus respectivas capitales.

Raúl Castro y Obama se encontraron y dialogaron tres veces, la última de ellas cuando el político demócrata visitó de manera oficial La Habana en marzo de 2016, y la Comisión Bilateral Cuba-EE.UU. realizó cinco reuniones.

Sin embargo, como reitera Cuba, la persistencia del bloqueo estadounidense contra la isla caribeña, una política de más de medio siglo de duración, continúa siendo el principal obstáculo para la normalización de las relaciones bilaterales.

Aunque Obama emitió varias medidas para modificar la aplicación del cerco económico no usó todas sus prerrogativas y en su administración de ocho años se impusieron 51 multas por miles de millones de dólares a instituciones financieras que operaron en algún momento con Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)