ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ...

domingo, 28 de agosto de 2016

Ni sueño, ni utopía: Llaman a campaña para erradicar bases militares de EEUU

El sociólogo y politólogo argentino Atilio Borón llamó en Perú a una campaña continental para erradicar las bases militares norteamericanas de América Latina, porque atentan contra la soberanía y la seguridad de los pueblos de la región.

Borón hizo la convocatoria en una conferencia ante un auditorio mayoritariamente de jóvenes, en el marco de una visita como invitado a la Reunión de Partidos Comunistas y Revolucionarios de América Latina y el Caribe, organizada por los dos partidos comunistas peruanos.

Señaló que Estados Unidos tiene al menos 80 bases militares en países latinoamericanos y apuntó que Perú posee la mayor cantidad, aunque no precisó el número, por encima de naciones como Colombia, con siete, y Chile, que alberga una.



Según el expositor argentino, esas instalaciones se establecieron sin consulta a los pueblos ni discusión alguna, solo por decisión de los gobiernos afines a Washington y son un instrumento de la consolidación del poder del país del norte.

Para eso son las bases, al igual que la enorme masa de dinero que el gobierno norteamericano financia a la derecha latinoamericana, a través de entidades como la Fundación de Altos Estudios Sociales del exgobernante derechista español José María Aznar, que solventa planes y campañas electorales de partidos conservadores y neoliberales, indicó.

Para erradicar las bases hace falta, señaló, una gran campaña, una movilización que tenga el vigor de la que, impulsada por el presidente Hugo Chávez, derrotó en noviembre de 2005 al proyecto del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

El gobernante de Washington de entonces, George Bush, pensaba consagrar al ALCA como el gran proyecto norteamericano para el siglo XXI, en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata, Argentina, pero fracasó por el rechazo de los gobiernos progresistas encabezados por Chávez y por grandes protestas sociales, recordó Borón.

Para el prestigioso analista, la campaña deberá hacer frente a la contraofensiva restauradora del imperialismo y liberar a América Latina de las bases, cuya permanencia someterá a los pueblos de la región a una condición peor que la de los mendigos de Estados Unidos.

Erradicar las instalaciones militares norteamericanas de nuestros territorios es necesario además, explicó, porque su presencia convierte a la región en objetivo potencial del terrorismo fundamentalista que se lanzará contra los países que las permiten. 'Es una cuestión de supervivencia', sentenció.

Borón señaló que sacar las bases estadounidenses de América Latina no es un sueño ni una utopía, pues ya el presidente de Ecuador, Rafael Correa, demostró que es posible, al tomarla decisión de retirar la base de Manta de su territorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)