ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ... ... ... ...

lunes, 2 de mayo de 2016

Devuelven a Maikel los deseos de vivir

Por Leonel Iparraguirre González
 

Maikel Domínguez Rojas es un joven de 31 años que siente profundos agradecimientos por el sistema de salud cubano. Residente en una comunidad en las afueras de la ciudad avileña de Morón, formaba parte de la Empresa Cítricos Ceballos, como mecánico en un taller de equipos agrícolas situado en la zona de Nereida, cerca del reparto Tuero.

Su vitalidad comenzó repentinamente a quebrantarse hace unos tres años, con el padecimiento de hipertensión arterial y en pocos días la aparición de otra sintomatología como vómitos e inflamación  de las extremidades. Su estado anímico dio un giro para modificar su carácter.

En el cuerpo de guardia del Hospital General Docente Roberto Rodríguez de Morón le orientan investigaciones de rigor, mientras su cuadro clínico empeora al presentar otras dificultades corporales. La preocupación invadió a su familia con la noticia de que Maikel presentaba insuficiencia renal.



Fue así que el joven comienza a recibir atención especializada al ser remitido para el área de hemodiálisis, un procedimiento sistemático mediante el cual estabilizaba la purificación de su sangre, provocándole cierta estabilidad en su calidad de vida.

Pérdida de peso y bajo niveles de hemoglobina fueron algunas situaciones presentes en el paciente, mientras su familia aumentaba sus inquietudes. Así Maikel integró la lista para un posible trasplante de riñón, sin descartar las investigaciones clínicas previas y la aparición de un donante de órgano.
                                                                                          

Su situación de salud se empeoraba cada día y los tratamientos de hemodiálisis se hacían más constantes para mantenerlo con vida hasta que apareciera la noticia de un donante como única esperanza de vida.

Al ver su crítico estado de salud la madre de este joven, María Ofelia Rojas Leiva, dio su disposición de donar uno de sus riñones como alternativa para salvar la vida de su hijo.

Llegó el momento de trasladarse hacia la capital del país, en el sistema de ambulancias facilitado por la institución hospitalaria, para recibir el ingreso en el Hospital Hermanos Almeijeiras, donde enseguida practicaron los exámenes de requerimiento para el posible procedimiento de trasplante.

Justamente al cabo de treinta días el caso lo declararon compatible para la complicada operación.

El 9 de febrero de este año, Ofelia entraba al salón, donde por mínimo acceso fue intervenida quirúrgicamente y en un término de una hora pasaba a la sala de recuperación, mientras Maikel era trasladado al quirófano, donde estuvo por espacio de cinco horas, con éxito en su operación, según informaron los integrantes del equipo multidisciplinario que intervino en este complejo proceso.

María Ofelia fue dada de alta a la semana, mientras Maikel permaneció por más de dos meses internado hasta que regresan a su residencia en el Reparto Tuero, de la ciudad de Morón, donde cumplen indicaciones médicas en su etapa de recuperación. En sus recuentos de este difícil período recuerdan los nombres de especialistas que integraron el equipo médico que los atendió en el hospital: Mónica, Chevarría, la anestecista, el psicólogo y todas las enfermeras.

Maikel recupera la calidad de vida bajo la observación de los especialistas y una rigurosa dieta. Vuelve la normalidad en la familia, gracias a la obra humanitaria de la Revolución con un sistema de salud gratuito para todos por igual.

Para sorpresa de Maikel y María Ofelia a su retorno encontraron que habían sido beneficiados con un crédito bancario para la reconstrucción total de su vivienda, para  facilitarle mejores condiciones de  vida.

Trasplantes renales en Cuba

El trasplante renal, pionero en el mundo, comenzó a realizarse en Cuba  el 24 de febrero de 1970,  en el Instituto de Nefrología, La Habana.

Nuestro país tiene una red de servicios nefrológicos con 47 hospitales que atienden a los 1 500 enfermos que están en hemodiálisis o diálisis peritoneal y aproximadamente el 60 por ciento espera un trasplante. Estos servicios están apoyados por una infraestructura que es la atención primaria de salud, el médico de la familia, donde se atienden muy bien los enfermos en las etapas predialíticas.

Válido es conocer que el donante vivo se utiliza en Cuba desde 1979,  emparentado y compatible, solo es el 10 por ciento de los trasplantes por año. De ellos, el 60 por ciento se efectúa entre hermanos compatibles, el 25 por ciento de padres a hijos y el resto,  de hijos a padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)