NUEVO

SIN RODEO: TENDENCIAS

martes, 10 de noviembre de 2015

Cierre de cárcel en Guantánamo enfrenta obstáculos en el Congreso de EEUU

                                    
La propuesta del presidente estadounidense, Barack Obama, de cerrar la cárcel en la base naval en Guantánamo, en el este de Cuba, enfrenta hoy una fuerte oposición de los republicanos, quienes alistan su estrategia para impedirlo.

En ese sentido, tres senadores del partido rojo expresaron este lunes su rechazo a los planes del mandatario de utilizar sus facultades ejecutivas en este controversial asunto.

Está claro que Obama pone sus promesas políticas por encima de los intereses de seguridad nacional y para ello cuenta con la complicidad de la exsecretaria de Estado y precandidata demócrata a las presidenciales de 2016, Hillary Clinton, señaló el senador republicano Cory Gardner.

Durante una conferencia telefónica en la que también participaron sus correligionarios de la Cámara alta Tim Scott y Pat Roberts, Gardner añadió que el jefe de la Oficina Oval ignora las leyes al prever el cierre de esa controversial instalación.

Como parte de la estrategia contra el cierre de la cárcel, Roberts bloqueó la confirmación de Eric Fanning, nominado por Obama como secretario del Ejército, cargo civil dentro de la nomenclatura del Pentágono.

Por su parte, Scott señaló que sus colegas necesitan utilizar todas las armas políticas de su arsenal para mantener abierta la prisión, y en ese sentido dijo que tiene una lista amplia de pasos adicionales que los republicanos deben seguir para mantener abierta dicha penitenciaría.

La cadena televisiva Fox News informó la víspera que el Departamento de Estado presentará esta semana un plan para el cierre del centro de detención, como un último esfuerzo para convencer a quienes se oponen en el Congreso a que los reos sean alojados en prisiones en territorio continental.

Según Fox, el documento mostrará que uno de los lugares adecuados para la reubicación es el correccional Centennial, en el estado de Colorado, aunque hay siete posibles instalaciones en Colorado, Carolina del Sur y Kansas, donde se podría albergar a los reclusos.

Actualmente permanecen en la cárcel 112 detenidos, de los cuales 53 están autorizados para salir cuando se encuentre un lugar de destino, de acuerdo con informes oficiales.

Alrededor de 30 están cautivos de forma indefinida, 10 en varias fases de su procesamiento como supuestos criminales de guerra y 22 sin afrontar cargos delictivos y esperan una revisión de sus casos.

En enero de 2002, Washington inauguró este centro de internamiento para sospechosos de terrorismo en la base en Guantánamo, enclave militar ubicado en territorio cubano contra la voluntad del Gobierno y pueblo de la isla caribeña.

Desde que inició su campaña presidencial para los comicios de 2008, y después que asumió su primer mandato en enero de 2009, Obama prometió cerrar la penitenciaría, pero enfrentó obstáculos significativos en el Congreso que le impidieron lograr esa meta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)