SIN RODEO: TENDENCIAS

miércoles, 21 de octubre de 2015

Aquellas expresiones del Papa en Cuba: VIVIMOS PORQUE SERVIMOS

                              
Tomado del blog: Cubanitosoy

No fue inspiración instantánea. Sin fondo en profundidad y sin cota en altura, la frase pronunciada por el Papa Francisco fue –y es- convicción absoluta.

Quien no vive para servir, no sirve para vivir.

De todo lo expresado por él –interesante, oportuno, necesario, educativo en su totalidad- esa breve confesión me sigue calando hasta lo intangible.

No sé cuántos sitios oficiales, alternativos, páginas personales, mensajes… se han hecho eco de tan grandiosa idea, concentrada en apenas nueve palabras.


En Cuba, ¡ni qué decir! Me consta cuán sensiblemente ha repercutido en personas de distintas edades, sexo, orígenes, regiones…

La razón está bien clara, al menos para mí.

¿Qué otra cosa, si no servir, ha hecho mi pequeño-gran país a lo largo de toda su historia, y sobre todo después de aquel enero (1959) bendecido hasta por el mismísimo firmamento? Servir sí: al pobre, al humilde, al necesitado, al pueblo…

¿A qué, si no ha compartir hermanadamente hasta lo poco que tenemos, nos ha enseñado Fidel?

La materialización de ese valor, de esa virtud humana, está ahí, en el seno de la mayor parte de las familias cubanas, en los retoños actuales de las generaciones que ayer fueron también retoño.

Y está presente  –el hermoso acto de servir- más allá de nuestras fronteras sin frontera; está, sí, en los más apartados y urgidos parajes de este mundo, hasta donde, ¿quién no lo sabe, quien lo niega? continúan llegando la mano y el aliento solidarios de Cuba, en asuntos tan vitales como la luz del conocimiento, el derecho a lo más preciado: la vida.

Muchas personas en el mundo se preguntan cómo los cubanos hemos podido vivir y sobrevivir en medio del feroz e inhumano bloqueo por parte de la potencia más poderosa del planeta, a solo 90 millas de distancia por demás.

Horas podría llevar la más breve respuesta. Argumentos hay por montones. Pero con la venia del Papa, prefiero resumirlos en la divina esencia de su propia frase: vivimos porque servimos. Y para servir seguiremos viviendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)