ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ... ... ... ...

lunes, 20 de octubre de 2014

Afirma Raúl Castro que la amenaza del ébola debe frenarse con una respuesta internacional inmediata, eficaz y con recursos

- Señaló que América Latina y el Caribe tienen una gran deuda con los pueblos africanos
El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz, dio una calurosa bienvenida a los jefes de Estado y de Gobierno y jefes de delegaciones que asisten a la Cumbre Extraordinaria del ALBA- TCP, que buscar en La Habana coordinar esfuerzos en el enfrentamiento al virus del ébola.

El mandatario señaló que esta es una terrible epidemia que se propaga hoy sobre los hermanos pueblos de África y nos amenaza a todos, la cual constituye un inmenso reto para la humanidad que debe enfrentarse con la más absoluta urgencia.



Destacó que América Latina y el Caribe tienen una gran deuda con los pueblos africanos, pues por las venas de nuestras naciones corre su sangre y contribuyeron a crear las riquezas de nuestros países.

Resaltó que en virtud de ello Cuba ha enviado a más de 76 mil colaboradores a laborar en 39 países y que actualmente hay más cuatro mil cooperantes cubanos de salud en 32 países africanos, que se incorporan al esfuerzo preventivo para evitar la propagación de la enfermedad.

El pasado primero de octubre Cuba respondió a la solicitud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la ONU y envió una brigada médica especializada a Sierra Leona. Asimismo el presidente cubano anunció que mañana partirán rumbo a Liberia y Guinea Conakry otras dos, cuyas avanzadas ya están en esos países.

Raúl Castro dijo que, aunque existe una creciente conciencia universal sobre la necesidad de actuar con urgencia a fin de evitar una crisis humanitaria de mayores proporciones, es necesario coordinar los esfuerzos.

Esta amenaza, apuntó, debe frenarse con una respuesta internacional inmediata, eficaz y con recursos, de forma coordinada y con el liderazgo de la Organización Mundial de la Salud. Para ello requiere el esfuerzo y compromiso indispensable de todas las naciones del mundo, según las posibilidades de cada una.

El mandatario llamó a evitar que la politización del manejo de la crisis desvíe del objetivo fundamental, que es la ayuda al África y evitar la extensión de la enfermedad en otras regiones.

Ratificó además que Cuba está dispuesta a trabajar con todos los países codo con codo, incluyendo a Estados Unidos, y que se necesita voluntad integradora, organización y planificación, así como articulación del trabajo no solo asistencial y curativo, sino preventivo, que requiere como complemento indispensable una labor preventiva y el cumplimiento de los protocolos médicos.

Raúl resaltó que la Cumbre Extraordinaria permitirá establecer propuestas de cooperación para preparar al personal de salud, brindando prioridad a Haití y los países del Caribe, además de contribuir con los estados de mayor vulnerabilidad. Igualmente extendió una invitación a las naciones de América del Norte a incorporarse a esta lucha.

En este empeño, expresó que los colaboradores cubanos que actualmente prestan servicios en América Latina y el Caribe, pueden sumarse a la labor de prevenir, entrenar personal y ofrecer asesoría.

Cuba tiene 45 952 colaboradores en 25 países de nuestra América, de ellos 23 mil 158 médicos —el 50,4 %— quienes junto a sus colegas del continente son una poderosa fuerza. También, muchos países disponen de médicos graduados en universidades cubanas.

El mandatario culminó invitando a todos a celebrar el próximo 14 de diciembre el décimo aniversario de la Alianza, que es fruto de la voluntad de nuestros pueblos y de las ideas de Chávez y Fidel, momento en el que pasarán balance a los acuerdos de esta jornada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)