SIN RODEO: TENDENCIAS

sábado, 5 de julio de 2014

El peso cubano se acerca al trono

Colaboración de Raúl Menchaca

Cada día que pasa se acerca el fin de la doble circulación monetaria y cambiaria en Cuba, un momento fijado por las autoridades como el Día Cero, el instante en el que el peso cubano volverá a obtener la primacía, al menos en el sector empresarial.

Por eso, también poco a poco y sin mucho alboroto, la principal moneda nacional, que está a punto de cumplir su primer siglo de existencia, gana espacio en el panorama financiero del país.



Desde hace unas semanas, dicha moneda comenzó a aparecer en las tiendas que operan en peso cubano convertible o CUC, una medida largamente esperada, pero que sobre todo marca la pauta de una decisión adoptada tras el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Para comprar en algunas de las principales tiendas del país, ya no es necesario recurrir primero a las casas de cambio CADECA, y se puede operar con pesos, un adelanto de la Cuba que está al doblar de la esquina.

Un proceso complejo

Como primer paso, el peso cubano volverá a tener la primacía en el sector empresarial y solo después la unificación monetaria y cambiaria llegará a los bolsillos de la gente.

Ese es un proceso gradual que requiere desenredar una compleja madeja, por lo que tomará tiempo todavía, pero llegará más temprano que tarde.

Sin embargo, como se reiteró en el más reciente Consejo de Ministros, ese proceso no resolverá de manera automática los problemas, aunque dejar circulando una única moneda beneficiará en primera instancia al sector empresarial que podrá trabajar en un entorno más saludable.

Y como en economía todo lo que sucede en un área, casi siempre tiene expresión en otra, la medida favorecerá a largo plazo a todos.

Avanzar en la unificación monetaria es entonces acercar la fecha en que el peso recobre el trono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)