ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ...

jueves, 5 de septiembre de 2013

Obama debe honrar su condición de Premio Nobel

Justino Di Celmo, padre del jóven italiano víctima del terrorismo en 1997, exhortó este miércoles al presidente norteamericano Barack Obama a recordar su condición de Premio Nobel de la Paz “y a evitar una sangrienta guerra”.

Al concluir el acto en el habanero Hotel Copacabana, por el aniversario 16 del deceso de Fabio Di Celmo, Justino declaró en exclusiva a la AIN que estaría dispuesto, en nombre de la memoria de su hijo, a arrancarle del pecho a Obama su medalla del Premio Nóbel en caso de que desencadene su anunciada agresión contra Siria.

Tras opinar que tal conflagración significaría el inicio de una costosa Tercera Guerra Mundial, aseguró que perderían la vida más de 600 millones de personas, "seis veces más de los que murieron como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945)", de la cual se consideró un sobreviviente.



Esta es una ocasión para pensar que Fabio, de estar vivo, estaría seguramente en la primera línea en la lucha por la paz, la fraternidad entre los pueblos, el amor y la justicia, aseguró el anciano de 91 años.

Sólo con la batalla por preservar esos principios es que el mundo podría sobrevivir, dijo.

Luego de recordar su decisión -adoptada después del deceso de Fabio- de vivir por siempre en Cuba, aseguró estar preparado física y mentalmente “para luchar siempre por la paz desde esta tierra”.

Previamente, Vivian Vera, subdirectora comercial del Hotel Copacabana, pronunció las palabras centrales del acto de recordación.

Ante dirigentes del Partido Comunista de Cuba del municipio de Playa y trabajadores de la instalación hotelera, la funcionaria subrayó la alta significación que cada año reviste honrar al joven italiano asesinado.

De julio a septiembre de 1997, el mercenario salvadoreño Ernesto Cruz, León, previamente reclutado, entrenado y pagado por orden del terrorista de origen cubano Luís Posada Carriles, colocó seis artefactos explosivos en igual número de hoteles y otros centros turísticos de La Habana.

Tales acciones provocaron cuantiosos daños materiales, varios heridos y la muerte del turista italiano Fabio Di Celmo, algo que hirió la sensibilidad del pueblo cubano, que considera al fallecido un hijo de esta tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)