ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ...

domingo, 1 de septiembre de 2013

El cáncer de Luís Posada: un cuento de sus defensores

Para el abogado mafioso Arturo .Hernández, de Miami, un defensor de narcotraficantes convertido en representante de algunos de los terroristas más peligrosos de EE.UU., la complicidad de su cliente, el veterano agente de la CIA Luis Posada Carriles, en una conspiración contra Venezuela es una "absurda fábula". Una vez más, el letrado evoca el "cáncer" de Posada, una supuesta enfermedad que se usó con frecuencia en alegatos a favor del criminal y que le impide seguir con sus actividades terroristas.

Luis Posada Carriles tiene un sangriento historial que va desde su probable participación en la conspiración para asesinar al presidente norteamericano John F. Kennedy hasta su apoyo a numerosos intentos de magnicidios, años de trabajo como sicario y torturador de varios regímenes y la organización de una cadena de atentados en Cuba por cuenta de la CIA y de la Fundación Nacional Cubanoamericana, de Miami.

Entrevistado con complacencia por la agencia francesa AFP, Hernández califica de "absurdas" las denuncias del gobierno venezolano de un complot para asesinar al presidente Nicolás Maduro y afirma que son formuladas "por razones políticas para distraer la atención del pueblo".



La mafia cubanoamericana de Miami —un criadero de sicarios latinoamericanos de la Agencia Central de Inteligencia— siempre ha estado asociada a los planes asesinos de la Inteligencia estadounidense contra Venezuela.

EL "CÁNCER" DE POSADA

El cáncer de Posada, como toda lista de sus supuestos padecimientos, ha sido un cuento desarrollado por sus defensores desde su juicio por terrorismo en Panamá, cuando intentó colocar 30 kilos de explosivos militares C-4 en un anfiteatro donde iba a hablar el líder cubano Fidel Castro.

Rogelio Cruz, el abogado panameño de dudosa reputación, quien lo defendía, dijo entonces a EFE que Posada sufría "de un cáncer de piel, problemas cardiacos, hipertensión arterial y afecciones en el oído medio, que le hacen perder el equilibrio".

Después de Panamá, este mismo cuento del "anciano enfermo" no se perdería.

En El Paso, Texas, durante el juicio "culebra" que mantuvieron los abogados de la Sección "antiterrorista" del Departamento de Justicia, el propio Hernández retomó la enumeración de "padecimientos" en cada oportunidad que tuvo.

Hernández sostuvo que Posada sufría de toda una serie de enfermedades que iban desde el cáncer, la diabetes hasta la presión arterial alta, y añadió esta vez la artritis.

"Posada es una persona anciana y enferma que no amenaza la tranquilidad de nadie", expresó en una oportunidad el abogado.

Sin embargo, las distintas enfermedades supuestas del anciano Posada nunca le han impedido en los recientes años participar en actividades públicas promocionadas por los círculos terroristas de Miami y exhibir sus "pinturas", supuestamente "artísticas".

ARRESTAN A SU BRAZO DERECHO EN CARACAS, CONSPIRANDO CONTRA CHÁVEZ

Es sin dudas porque Posada está "enfermo" que, en julio del 2010, el propio brazo derecho del exagente CIA, el salvadoreño Francisco Chávez Abarca, fue detenido cuando ingresaba con pasaporte guatemalteco por el aeropuerto de Maiquetía, en Caracas.

El terrorista, experto en explosivos formado por Posada, preparaba entonces un atentado contra el presidente Hugo Chávez.

Otros elementos terroristas denunciados en los últimos años pertenecen a la red constituida por Posada en América Central, donde sembró el terror durante años al servicio de gobiernos represores.

El abogado Hernández pretende ignorar que durante años, con el apoyo de una brigada cubanoamericana de agentes de la CIA formados en EE.UU. y asignados a Venezuela, Posada torturó, desapareció y asesinó a decenas de jóvenes rebeldes venezolanos con la crueldad y el cinismo de un Klaus Barbie.

Este jefe de operaciones de represión de la siniestra DISIP, en la Venezuela donde mandaba la embajada yanqui, radica hoy en Miami, santuario de la CIA de los delincuentes políticos del continente.

El gobierno de Estados Unidos siempre se negó a enjuiciarlo por terrorista a pesar de su historial de asesino y de la abundancia de pruebas que lo vinculan a complots terroristas, entre otros la explosión en pleno vuelo de un avión civil cubano, que provocó la muerte de 73 personas inocentes.

ABSUELTO EN UN JUICIO ORIENTADO POR ROGER NORIEGA

El presidente Maduro emplazó el lunes al mandatario estadounidense Barack Obama a aclarar si ordenó o conoce del plan para asesinarlo, urdido por el exagente de la CIA y torturador de la DISIP venezolana, desde Miami, y el expresidente colombiano Álvaro Uribe.

Posada es sin dudas el más famoso de los terroristas asilados por Obama en ese país, que redacta anualmente una "lista de los patrocinadores del terrorismo", con la cual difama a las naciones que se niegan a someterse a su dominio.

En abril del 2011, en un juicio teleguiado desde Washington y dirigido por una jueza federal de Texas nombrada por George W. Bush, Posada fue absuelto de cargos por fraude migratorio y perjurio.

El caso Posada en El Paso fue desde el principio orientado en el aparato judicial corrupto de EE.UU. por el exfuncionario federal mafioso Roger Noriega, que sigue encabezando con Álvaro Uribe conspiraciones terroristas antivenezolanas.

SE NUTRE DEL FONDO QUE PROMOCIONA ILEANA ROS-LEHTINEN

Hernández se hizo conocer, hace años, con la defensa de otras crápulas destacadas del hampa. Ganó fama con el caso Habibe, uno de los mayores procesos de narcotráfico y lavado de dinero en la historia judicial de Estados Unidos.

El abogado tiene entre sus clientes conocidos al llamado "benefactor" de Posada, el terrorista Santiago Álvarez Fernández, y a Robert Ferro, arrestado con el mayor arsenal de armas en la historia de EE.UU. El letrado obtuvo para Ferro, un miembro de Alpha 66, arrestado en el 2006 en California con el número récord de 1 571 armas ilegales, una sentencia tan ligera que fue liberado poco después por una justicia cómplice y complaciente.

Su actual fuente de ingreso, la fauna terrorista de la Florida, fue creada, utilizada y protegida desde hace cinco décadas por los servicios de Inteligencia del gobierno estadounidense.

El "Fondo de Defensa" de Posada, con el cual Hernández ha aumentado considerablemente su fortuna de narcoabogado, es presidido por la ultraderechista Ileana Ros-Lehtinen, congresista sin escrúpulos, sionista histérica, que está ahora reclamando la destrucción de Siria.

El gobierno de EE.UU. hospeda en Miami, con total protección, una abundante colección de delincuentes venezolanos, entre ellos varios terroristas reclamados por la Justicia venezolana, en casos que incluyen el asesinato con explosivos del joven fiscal Danilo Anderson, quien fue víctima con una bomba de C-4 fabricada, típicamente, según la técnica enseñada en distintas oportunidades a terroristas por Luis Posada Carriles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)