ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ... ... ... ...

martes, 21 de agosto de 2012

Cárcel de Base Naval de Guantánamo con nuevas normas

.Esto impedirá el cierre de ese ilegal centro carcelario
Nuevas normas del Departamento de Justicia de Estados Unidos impedirán el cierre de la ilegal cárcel de Guantánamo, en Cuba, y regresarán a dicho campo de internamiento al agujero negro legal en que se encontraba.
  
Tales disposiciones empezaron a manifestarse en mayo pasado y serán  revisadas el próximo viernes en una vista que se celebrará ante un juez federal de Washington, publica hoy la página digital de Cubadebate.
  
Las citadas reglas amenazan con restringir el acceso de los abogados a los reclusos que han perdido sus peticiones iniciales de Habeas Corpus.

  
Baher Azmy, director jurídico del Centro por los Derechos Constitucionales de EE.UU, alertó que con ello se arrebata a los tribunales el control que a ellos corresponde.
  
Advirtió que se dotaría al Ejército de poderes discrecionales para decidir si los abogados pueden visitar a sus clientes, cuándo lo harían, cuántos litigantes pueden trabajar en un caso, qué tipo de información obtienen y utilizan para su defensa, y dónde y cómo pueden emplear los datos que han conseguido.
  
Con esas medidas, opina el experto, seguirá sin cumplirse la promesa de campaña del presidente estadounidense Barack Obama de cerrar la mencionada prisión.
  
Guantánamo abrió sus puertas en 2002 -siempre con rechazo a la supervisión judicial y la visita de los abogados-, durante la administración del ex presidente George W. Bush, para retener allí a los llamados "combatientes enemigos" y dejar fuera del escrutinio de los tribunales el inhumano trato a que eran sometidos, recuerda Cubadebate.
  
En 2004, añade la citada fuente, el Tribunal Supremo rechazó esa estrategia a causa de las revelaciones sobre las torturas en las celdas de Abu Ghraib, en Iraq, y ante la preocupación por una serie de detenciones en las que no mediaba acusación ni juicio alguno.
  
Gracias a esa decisión, los abogados comenzaron a afluir en gran número a Guantánamo, y ello permitió descubrir que la mayoría de los presos habían sufrido abusos y torturas, y que muchos de ellos nunca debieron ser detenidos.
  
Pero hoy las nuevas normas del Departamento de Justicia y de la administración Obama amenazan con devolver a esa ilegal cárcel al punto de partida, al statu quo anterior, cuando era un sitio icono de la negación de los derechos humanos y jurídicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)