SIN RODEO: TENDENCIAS

viernes, 4 de mayo de 2012

Juicio en Estados Unidos contra acusados por actos de terrorismo

Cinco acusados de organizar los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, comparecerán este sábado ante un tribunal militar en la base naval norteamericana de Guantánamo.

Las acusaciones formales serán leídas ante un grupo de familiares de víctimas de los ataques que afectaron a New York, Washington DC y Pennsylvania, así como periodistas y observadores de derechos humanos, reporta Prensa Latina.

Después de la lectura de las acusaciones, se efectuará una audiencia en la cual los abogados defensores planean impugnar los cargos y las normas de extremo secreto impuestas para impedir que se difunda información sobre los métodos y estrategia antiterroristas de Estados Unidos.


La cita judicial se realizará más de tres años después de que el presidente norteamericano, Barack Obama, aplazara el caso, tras fracasar en un intento por llevarlo a una jurisdicción civil y proceder al cierre definitivo de la prisión enclavada en la base militar estadounidense, que arbitrariamente ocupa parte del territorio de Cuba.

Los acusados, Khalid Sheikh Mohammed, Ramzi Binalshibh, Waleed bin Attash, Mustafa Ahmad al-Hawsawi, y Ali Abd al-Aziz Ali, podrán impugnar las acusaciones en su contra, que incluyen asesinato y terrorismo, y l tribunal piede imponerles la pena de muerte.

Está previsto que el juicio tardará alrededor de un año, y mientras tanto, los acusados se mantendrán en una sección secreta de la prisión de Guantánamo, bajo rigurosas medidas de seguridad.

Los encartados afrontan acusaciones que incluyen dos mil 979 cargos de homicidio, uno por cada persona que murió en los ataques del 11 de septiembre de 2001 en los que aviones comerciales fueron secuestrados y estrellados contra el Centro Mundial de Comercio, en la ciudad New York; el Pentágono y un campo en Shanksville, Pensilvania.

Grupos de derechos humanos e integrantes de la comunidad jurídica norteamericana han expresado sus dudas acerca de la profundidad de las reformas, e insisten que este caso debe ser visto por un tribunal civil, a pesar de la negativa del Congreso de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)