SIN RODEO: TENDENCIAS

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Indignada Ileana Ros-Lehtinen por inseminación artificial a esposa de Gerardo Hernández

La congresista Ileana Ros-Lehtinen expresó el martes su “indignación” por el trato humanitario ofrecido  al permitir el “espía cubano” Gerardo Hernández – uno de los Cinco – que enviara esperma a su mujer para que sea inseminada artificialmente, reporta el diario derechista de Miami El Nuevo Herald.

“Se me revuelve el estómago cuando pienso que Gerardo Hernández ha hecho lo que ningún otro preso ha podido hacer en la historia de los Estados Unidos”, dijo Ros-Lehtinen durante una conferencia de prensa el martes en La Pequeña Habana. “Después de una conspiración para matar a estadounidenses se le da [a Hernández] el privilegio de ser padre [...] no entiendo a esta administración”, retomando su discurso en contra de los Cinco.



Gerardo, de 49 años, llegó a La Habana el miércoles tras ser liberado junto con otros dos compañeros como parte del acuerdo entre Obama y el régimen de Raúl Castro para restablecer las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

En 1998, Gerardo fue detenido como parte de la “Red Avispa” de la inteligencia cubana en Estados Unidos y estaba prohibido de recibir visitas de su esposa Adriana Pérez, de 44 años, en la cárcel de California donde se encontraba recluido.

La gestión se llevó a cabo a través del despacho del senador Patrick Leahy, demócrata de Vermont, quien desde hacía largos años ha venido haciendo campaña para que se restauraran las relaciones con Cuba, según reportó McClatchy News Service.

En 2010, Leahy comenzó a hacer gestiones para persuadir a Cuba que mejoraria las condiciones de detención de  un norteamericano encarcelado en La Habana, Alan Gross, subcontratista de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID).

Ros-Lehtinen dijo que el esperma de Hernández fue llevado a Panamá para que luego Pérez se le realizara la inseminación artificial. Esas gestiones fueron financiadas por el gobierno cubano.

El miércoles, durante una conferencia de prensa organizada en Coral Gables poco después de que Obama anunciara el acuerdo, Ros-Lehtinen expresó su indignación por la liberación de Hernández y otros dos cubanos, Antonio Guerrero y Ramón Labaniño, a cambio de Gross y otro agente cubano que espiaba para el gobierno estadounidense.

Fuente: CONTRAINJERENCIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)