ESPECIAL DE HOY

... ... ... ... ...
... ... ... ... ... ...

jueves, 28 de febrero de 2013

Campanas del Vaticano anuncian primera renuncia de un Papa en los últimos 600 años (FOTOS)

 .Sede vacante en el Vaticano (Fotos de la despedida)   


Benedicto XVI dejó el pontificado desde este jueves a las 20:00 hora local (19:00 GMT) para convertirse en un peregrino más, según expresó a los miles de fieles que lo despidieron en la plaza de Castel Gandolfo.

En ese momento, escogido en correspondencia con el horario en que el Obispo de Roma concluye sus actividades diarias, dos miembros de la Guardia Suiza cerraron el portón central del Palacio Apostólico de la pequeña localidad ubicada al sudeste de Roma.


Ante cientos de personas que aún permanecían congregadas en la plaza central de Castel Gandolfo, donde está la residencia de verano de los pontífices, las campanas del reloj del edificio comenzaron a sonar para dar el anuncio de la primera renuncia de un papa en los últimos 600 años.

Dentro de la residencia, Joseph Ratzinger estuvo acompañado por sus dos secretarios personales, Georg Gaenswein y Alfred Xuereb, su médico Patricio Polisca, su mayordomo Sandro Mariotti y las cuatro mujeres consagradas que lo asisten en las labores domésticas.

Como la Guardia Suiza es el Ejército al servicio del Sumo Pontífice, desde el momento en que Benedicto XVI dejó el ministerio los integrantes del cuerpo abandonaron su servicio personal, que será asumido por la policía de la Sede Apostólica.

Con todo mi corazón les doy la bendición, seguimos trabajando juntos por el bien del señor y de la Iglesia, expresó a vecinos del pueblo y devotos venidos de toda Italia y del extranjero desde el balcón del Castel Gandolfo, a donde arribó a las 17:24 horas local (16:24 GMT).

El Obispo de Roma había abandonado las instalaciones del Vaticano 20 minutos antes, despedido con aplausos en el Patio de San Dámaso por parte de la Guardia Suiza y sus colaboradores de la Secretaría de Estado.

Allí el apartamento papal y el ascensor que conduce al mismo fueron sellados pocos minutos después de finalizar el pontificado, pues la normativa vaticana prevé que tras la muerte o renuncia del Vicario de Cristo esa habitación debe quedar libre y sellada hasta que haya un sucesor.

Este jueves no hubo ceremonia especial para despedir al Sumo Pontífice luego de un papado de casi ocho años, porque como establece el Código de Derecho Canónico lo único necesario es que renuncie en plenas facultades mentales ante los cardenales, como hizo el pasado 11 de febrero.

Benedicto XVI permanecerá en Castel Gandolfo hasta que estén acabadas las obras de restauración del convento de monjas de clausura existente dentro del Vaticano, donde vivirá.

Desde el momento de la renuncia comenzó el período de sede vacante y, en pocos días, 117 purpurados con derecho al voto (por tener menos de 80 años) deberán escoger en cónclave dentro de la Capilla Sixtina al nuevo Sumo Pontífice, para lo que deberá contarse con una mayoría de dos tercios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)