SIN RODEO: TENDENCIAS

sábado, 18 de marzo de 2017

Voleibolistas presos en Finlandia no están abandonados, asegura director jurídico del INDER

Ramiro Domínguez, director jurídico del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) declaró hace unas horas que los voleibolistas cubanos presos en Finlandia no se hallan abandonados.

Domínguez reiteró que los jugadores han recibido todo el apoyo posible por parte de su Federación.

El presidente de la Federación y el embajador en Finlandia han ido en varias ocasiones para conversar con ellos, y también se mantiene el intercambio del organismo con los familiares, dijo.


Durante esta semana, varios medios de prensa se hicieron eco de un reportaje del diario italiano La Gazetta dello Sport, en el cual los voleibolistas se quejaban del trato recibido por las autoridades y de la escasa comunicación con su familia.

Al respecto, Domínguez considera que pese a los deseos de la parte cubana, hay que tener en cuenta el régimen penitenciario del país.

Nosotros haremos todo lo humanamente posible para que nuestros atletas estén en casa lo más pronto posible, amén de los errores cometidos. Hay una afectación civil a la víctima, y como tal se pronunciaron las autoridades de Finlandia, señaló.

En este sentido, el jurista indicó que el hecho de que no estén todos juntos en el mismo reclusorio obedece a decisiones de las autoridades finlandesas, pues cada país tiene sus particularidades.

Todo transita por la voluntad de los afectados, porque a pesar de nuestro deseo, se respetará siempre la legislación de ese país, y tenemos respeto a las normas internas de cada lugar, reiteró.

El próximo 16 de mayo los abogados defensores tienen previsto realizar una apelación, durante la cual tratarán de reducir o anular la condena de los jugadores por violación agravada.

De acuerdo con la sentencia del pasado 20 de septiembre, Luis Tomás Sosa deberá cumplir una sanción de tres años y medio, mientras que Osmany Uriarte, Rolando Cepeda, Ricardo Calvo y Abraham Alfonso fueron condenados a cinco años de cárcel.

Sosa y Uriarte, ambos de 21 años, fueron enviados a la prisión de Turku; mientras Cepeda (27), Calvo (20) y Alfonso (21) se hallan en una institución penitenciaria cerca de Tampere, la ciudad donde ocurrieron los hechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)