SIN RODEO: TENDENCIAS

martes, 3 de mayo de 2016

En fase de culminación primera etapa del vial Cayo Coco-Jigüey

Ortelio González Martínez/Granma

Lo que parecía irrealizable unas décadas atrás: la unión de varios islotes sobre el mar, se convierte en realidad por estos días con la terminación de la primera etapa del vial Cayo Coco-Jigüey, acción que los constructores dedicaron al Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, y al cumpleaños 90 de Fidel, gestor principal de esa idea.

Hasta ahora en esa área geográfica se en­cuentran entrelazados los cayos Guillermo, Coco, Romano, Paredón Grande y en estos momentos fuerzas de la provincia avileña iniciaron la segunda fase para llevar el camino a rasante (listo para recibir el asfalto), luego de concluir el  movimiento de tierra en 41 kilómetros hacia Jigüey, al norte de la provincia de Camagüey.


Ernesto Ríos Cruz, director del Centro Provincial de Vialidad (CPV) en Ciego de Ávila, afirmó que ya se ha pavimentado un tramo de cinco kilómetros a partir de Cayo Coco y ejecutan la ampliación de los paseos, donde serán colocadas las redes hidráulicas y de electricidad.

Según el directivo, la obra se extiende hasta el sitio conocido como Las Canalejas, y su terminación se prevé para finales del 2017, en coincidencia con la entrada en funcionamiento de modernas instalaciones hoteleras en la parte agramontina.

El trabajo es intenso y hasta el momento también construyeron diez obras de fábrica con el propósito de permitir el intercambio de las corrientes marinas y cuidar el ecosistema, a la vez que ejecutan el puente Canalejas Uno, con una longitud de 60 metros de largo, que debe estar listo en el primer semestre del presente año; mientras Canalejas Dos, con 40 me­tros, tiene prevista su culminación a finales del 2016.

La ingeniera Elizabeth Fernández González, especialista de inversiones en el CPV, precisó que desde el 2011 hasta la fecha emplearon más 416 800 metros cúbicos de rocoso para este enlace con la región camagüeyana, la construcción de desvíos, el recrecimiento de paseos y la conformación del vial.

Entre las fuerzas con mayor protagonismo en las labores se encuentran la de Construcción y Montaje Ciego de Ávila, a cargo de la ejecución de los puentes, las obras de fábrica y la penetración invertida, y la Empresa Constructora Militar El Vaquerito, iniciadora en Cuba de la era de caminos sobre el mar, cuando el 30 de marzo de 1983 comenzaron los trabajos en el pedraplén Isla de Turiguanó-Cayo Coco, de 22 kilómetros de longitud, al norte de Ciego de Ávila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(Su comentario puede tardar unos minutos para ser publicado)